Volvió la sonrisa al rostro de los juveniles

Juveniles: Salto 2 – Paysandú 0

Sabíamos que no iba a ser fácil a pesar de que los “sanduceros” venían disminuidos por expulsiones y luego sanciones aplicadas a varios de sus juveniles que terminaron a las “piñas” cuando jugaron en Bella Unión.
Sabíamos que el técnico sanducero tuvo que armar un rompecabezas por lo antes dicho, pero seguía siendo el Paysandú, siempre rival de cuidado, aún jugando con varios suplentes.
También de que en fútbol nunca se ganó un partido antes de jugarlo, a pesar de todo lo antes dicho y bueno, fuimos a la cancha a ver qué podía pasar. Y lo que pasó fue victoria de Salto por 2 a 0.
PAYSANDÚ
SE DEFIENDE
Consciente de sus limitaciones, la visita salió a especular. Primero trató de aguantar a los ágiles de Salto y para eso formó dos líneas de 4 defensas dejando adelante a Meretiel y García (Ignacio) por si llegaba algún pelotazo largo para inquietar a Noboa que en la primera fue un espectador más, recién sobre el final de la primera parte, los delanteros de Paysandú tuvieron una chance aprovechando que los defensas nuestros “no se pusieron de acuerdo” y el remate final del delantero rival fue a parar fuera de la cancha.
ES TIRO PENAL
Salto tuvo la iniciativa, tuvo la pelota y creó varias situaciones de peligro para el arco sanducero. Merecía el gol, merecía ir al descanso con la tranquilidad de un gol y este llegó a los 42 minutos cuando cometen penal a un delantero nuestro (Miranda). Muy displicente Diego Peralta en la ejecución del remate desde los 11 pasos y el meta no tuvo problemas para neutralizar, pero en la jugada siguiente el golazo de Franco Echagüe nos puso en ganancia y dio la tranquilidad que todos necesitábamos para ir al descanso de la primera parte con Salto en ventaja en el marcador. Pero faltaban por jugar 45 minutos de fútbol.
AL TODO O NADA
Entrar a jugar el segundo tiempo con ventaja en el marcador, le dio a nuestro equipo la tranquilidad que en parte no había tenido en la primera parte. Paysandú apeló a un par de cambios para tratar de revertir lo que lo podía dejar fuera de la clasificación a segunda ronda.
Y esa tranquilidad hizo que Salto mejorara en ofensiva, que recuperara confianza, lo que llevó a tener más de una chance para aumentar diferencias en el marcador.
Pero Paysandú no bajó los brazos. Trató de entrarle a Salto por las puntas y culminar con el centro para la definición de los recién ingresados Fleitas o Gómez. Pero eso no hizo otra cosa que facilitar la labor de los defensas de Salto o el lucimiento del arquero Noboa, que de una forma u otra se las ingenió para ir manteniendo el “cero” en su arco.
El partido se tornó interesante, los dos querían, los dos buscaban. Paysandú llegó y por dos veces Neira salvó situaciones de apremio. En Salto sabían que un gol no es ventaja. Se le dio ingreso a Diego García para juntarse con Miranda y buscar el gol que llegó en la jugada siguiente.
AHORA SÍ
En la primera jugada donde Diego García tocó la pelota, pase para Miranda y este con el centro para que Agustín Acevedo a los 22 pusiera el gol que diera tranquilidad a todos. Dos a cero y con algo más de 20 por jugar pero, no había que descuidarse y menos comenzar ya a sumar puntos.
En lo que faltaba por jugar, Salto no se complicó, aguantó la diferencia y con más ganas que fuerza trató de que Paysandú no tuviera la pelota. Por momentos fue un “ir y venir”. Salto pudo aumentar, Paysandú quiso descontar pero el marcador no se cambió. Se ganó y bien, aparecieron los goles que faltaron en jornadas anteriores. Volvió la sonrisa al rostro de los juveniles.
La clasificación es posible, pero falta jugar dos “finales” (Artigas y Bella Unión). Lo que viene por delante es más que importante.

Sabíamos que no iba a ser fácil a pesar de que los “sanduceros” venían disminuidos por expulsiones y luego sanciones aplicadas a varios de sus juveniles que terminaron a las “piñas” cuando jugaron en Bella Unión.

Sabíamos que el técnico sanducero tuvo que armar un rompecabezas por lo antes dicho, pero seguía siendo el Paysandú, siempre rival de cuidado, aún jugando con varios suplentes.

También de que en fútbol nunca se ganó un partido antes de jugarlo, a pesar de todo lo antes dicho y bueno, fuimos a la cancha a ver qué podía pasar. Y lo que pasó fue victoria de Salto por 2 a 0.

PAYSANDÚ SE DEFIENDE

Consciente de sus limitaciones, la visita salió a especular. Primero trató de aguantar a los ágiles de Salto y para eso formó dos líneas de 4 defensas dejando adelante a Meretiel y García (Ignacio) por si llegaba algún pelotazo largo para inquietar a Noboa que en la primera fue un espectador más, recién sobre el final de la primera parte, los delanteros de Paysandú tuvieron una chance aprovechando que los defensas nuestros “no se pusieron de acuerdo” y el remate final del delantero rival fue a parar fuera de la cancha.

ES TIRO PENAL

Salto tuvo la iniciativa, tuvo la pelota y creó varias situaciones de peligro para el arco sanducero. Merecía el gol, merecía ir al descanso con la tranquilidad de un gol y este llegó a los 42 minutos cuando cometen penal a un delantero nuestro (Miranda). Muy displicente Diego Peralta en la ejecución del remate desde los 11 pasos y el meta no tuvo problemas para neutralizar, pero en la jugada siguiente el golazo de Franco Echagüe nos puso en ganancia y dio la tranquilidad que todos necesitábamos para ir al descanso de la primera parte con Salto en ventaja en el marcador. Pero faltaban por jugar 45 minutos de fútbol.

AL TODO O NADA

Entrar a jugar el segundo tiempo con ventaja en el marcador, le dio a nuestro equipo la tranquilidad que en parte no había tenido en la primera parte. Paysandú apeló a un par de cambios para tratar de revertir lo que lo podía dejar fuera de la clasificación a segunda ronda.

Y esa tranquilidad hizo que Salto mejorara en ofensiva, que recuperara confianza, lo que llevó a tener más de una chance para aumentar diferencias en el marcador.

Pero Paysandú no bajó los brazos. Trató de entrarle a Salto por las puntas y culminar con el centro para la definición de los recién ingresados Fleitas o Gómez. Pero eso no hizo otra cosa que facilitar la labor de los defensas de Salto o el lucimiento del arquero Noboa, que de una forma u otra se las ingenió para ir manteniendo el “cero” en su arco.

El partido se tornó interesante, los dos querían, los dos buscaban. Paysandú llegó y por dos veces Neira salvó situaciones de apremio. En Salto sabían que un gol no es ventaja. Se le dio ingreso a Diego García para juntarse con Miranda y buscar el gol que llegó en la jugada siguiente.

AHORA SÍ

En la primera jugada donde Diego García tocó la pelota, pase para Miranda y este con el centro para que Agustín Acevedo a los 22 pusiera el gol que diera tranquilidad a todos. Dos a cero y con algo más de 20 por jugar pero, no había que descuidarse y menos comenzar ya a sumar puntos.

En lo que faltaba por jugar, Salto no se complicó, aguantó la diferencia y con más ganas que fuerza trató de que Paysandú no tuviera la pelota. Por momentos fue un “ir y venir”. Salto pudo aumentar, Paysandú quiso descontar pero el marcador no se cambió. Se ganó y bien, aparecieron los goles que faltaron en jornadas anteriores. Volvió la sonrisa al rostro de los juveniles.

La clasificación es posible, pero falta jugar dos “finales” (Artigas y Bella Unión). Lo que viene por delante es más que importante.

ASÍ JUGARON

Estadio Ernesto Dickinson.

Torneo de OFI. Selecciones Sub 18.

Veedor: Juan Kutscher.

Arbitros de Rivera capital.

Ciro Camargo, Héctor Umpierre y Enrique Farias.

-SALTO (2)

Federico Noboa, Jhonatan Neira, Franco Echagüe, Nicolás González y Milton Villegas, Franco Jiménez, Diego Peralta y Rodrigo Rodríguez (65 Diego García), Gonzalo Miranda, Matías Caballero (85 Franco Souza) y Agustín Acevedo. D. Técnico. Rony Costa.

-PAYSANDÚ (0)

Anthony Fann, Dario Reyes, Andy Charles, Leonardo Alvez (46 Maximiliano Gómez), Nauel Pérez, Edwin Verde, Germán Cócaro, Diego Aranda, Gonzalo Echenique (46 Gastón Fleitas), Ignacio García (70 Francolino) y Miguel Meretiel. D. Técnico: Maldonado.

Goles.  P. Tiempo. 42 Franco Echagüe (Salto). S. T. 22 Agustín Acevedo (Salto).

El mejor de la cancha. Gonzalo Miranda.

El mejor de Paysandú. Miguel Meretiel.