«Vos tenés que ser el presidente»

«Hubo quien el año pasado, los domingos en la cancha, siempre me decía lo mismo: el año que viene vos tenés que ser el presidente. Nunca dejé de tomarlo con humor. Y este año, eso que el amigo me decía, se dio. Al fin de cuentas yo soy de Almagro. Lo soy de toda la vida.
WILSON APLANALP, es el presidente. Suma 40 años. Su padre, el inolvidable Coco, fue jugador de Almagro en los años 70. Aquella mágica polenta del Coco Jorge Aplanalp. Ahora Wilson, en esta versión de presidente. El sentimiento por el club…desde siempre. Casi, de cuna.
Unos años atrás, mis tres hijos fueron incorporándose a Almagro como jugadores, llegando al plantel principal. Al comienzo era un hincha más en la tribuna. Después fui dando una mano en el Cuerpo Técnico, hasta que se dio esto de integrar la directiva. Me gusta lo que pasa con nosotros. Los fines están claros. Uno entiende que en los últimos años, Almagro fue un  club de pocas variantes en la Comisión Directiva y que hubo de repente alguna saturación, cansancio lógico en quienes estaban. Hay quienes hablaban de una renovación necesaria. Bueno… estamos aquí, para que esto no solo pase por una renovación, sino de llegar a logros que nos hemos planteado.
JULIO FAGOAGA es el Vice Presidente. Antes en el boxeo. Su apellido se vincula a los años 80, cuando tres hermanos (con Gustavo y Wilson también), aquella pasión por el cuadrilatero. La sensación que el presidente y vice, van sintonizando una misma onda que tiende a ser expansiva. Almagro. Su gente. El decir de su historia. Y el llamador de futuro.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-

«Hubo quien el año pasado, los domingos en la cancha, siempre me decía lo mismo: el año que viene vos tenés que ser el presidente. Nunca dejé de tomarlo con humor. Y este año, eso que el amigo me decía, se dio. Al fin de cuentas yo soy de Almagro. Lo soy de toda la vida.

WILSON APLANALP, es el presidente. Suma 40 años. Su padre, el inolvidable Coco, fue jugador de Almagro en los años 70. Aquella mágica polenta del Coco Jorge Aplanalp. Ahora Wilson, en esta versión de presidente. El sentimiento por el club…desde siempre. Casi, de cuna.

Unos años atrás, mis tres hijos fueron incorporándose a Almagro como jugadores, llegando al plantel principal. Al comienzo era un hincha más en la tribuna. Después fui dando una mano en el Cuerpo Técnico, hasta que se dio esto de integrar la directiva. Me gusta lo que pasa con nosotros. Los fines están claros. Uno entiende que en los últimos años, Almagro fue un  club de pocas variantes en la Comisión Directiva y que hubo de repente alguna saturación, cansancio lógico en quienes estaban. Hay quienes hablaban de una renovación necesaria. Bueno… estamos aquí, para que esto no solo pase por una renovación, sino de llegar a logros que nos hemos planteado.

JULIO FAGOAGA es el Vice Presidente. Antes en el boxeo. Su apellido se vincula a los años 80, cuando tres hermanos (con Gustavo y Wilson también), aquella pasión por el cuadrilatero. La sensación que el presidente y vice, van sintonizando una misma onda que tiende a ser expansiva. Almagro. Su gente. El decir de su historia. Y el llamador de futuro.

-ELEAZAR JOSÉ SILVA-

“Nos faltaron horas para incorporar a Wilson Núñez”

Almagro. En esta noche donde se van redoblando fines. Los fines en más de una dirección.  Pero además, solo resta observar una instancia de entrenamiento en el campo de juego que el club posee sobre la Avenida Harriague…” a veces de no creer, porque la suma de jugadores no baja de 60, sumando todas la categorías. A veces nos encontramos con directivos de otros clubes y surge una expresión: “si nosotros tuviésemos lo que tienen ustedes”.  Y es verdad. Vienen de Salto Nuevo, de Ceibal, de la propia zona de Almagro. Algunos jugadores sienten que pueden jugar en Almagro, entonces la integración es importante en número. Quisimos traer a Wilson Núñez, hablamos con él e incluso su voluntad de jugar en Almagro. No estaban en Salto algunos dirigentes de Parque Solari, por eso se trabó la posibilidad y se nos vino el cierre de pases en la Liga. Nos faltaron horas para incorporar a Wilson Núñez. ¿El año que viene, Wilson con nosotros?. Y bueno… ¿por qué no?.”.

Wilson Aplanalp y Julio Fagoaga, el presidente y vice en EL PUEBLO

El jugador de Almagro se tendrá que ganar el puesto

WILSON- La palabra que nos gusta es compromiso. Mejorar lo deportivo y mejorar lo social. No puede ser que terminemos sufriendo siempre. Nos pasó en los dos últimos años. Somos conscientes que para el hincha, para el socio, importa que el equipo responda.

JULIO- El presupuesto de Almagro no bajará de los 30 mil pesos por mes. En una reunión  de Comisión Directiva, José Luis De Freitas propuso una idea que caló en todos: El socio de oro. Ese socio paga mil pesos en total, por concepto de todo el año y además tiene derecho a participar de la cena aniversario del club. Ya tenemos unos 30 socios. Nos sirve como punto de partida. Bien claros: es una manera de no comenzar en cero. Este año, trabajamos una cantina en carnaval. Eso valió la pena también y sumó. Para quienes somos parte de Almagro, es clave: que los recursos vayan apareciendo desde ya.

WILSON- Cuando manejamos lo relativo al plantel y todo el fútbol juvenil, nos pareció que importaba contar con un preparador físico. Llegó el Prof. Francisco Carvallo, no solo para el plantel superior. Para todas las categorías juveniles también. El 70% en fútbol manda el aspecto físico. Hay que recordar que Almagro ascendió a la A en Sub 15 y Sub 18.

JULIO- Reforzamos el plantel superior. Eso es cierto. Cambiamos el fin; ahora el jugador de Almagro se tendrá que ganar el puesto. Hace al estímulo de cada uno y nos parece bueno que así sea. Tenemos casi dos jugadores por puesto. Lo que decíamos, ¿no?…no se puede estar sufriendo más hasta la última fecha. Saber si el equipo se queda o se va a la C. Eso, no más.

WILSON- No llegó el Cuca Rivero a la Dirección Técnica por casualidad. Buscamos un técnico que no estuviese asociado a lo que es Almagro, para que plante una actitud distinta. Si designábamos un técnico de la casa por decirlo de alguna forma, aparecía la confianza o la excusa para no practicar.

JULIO- Esto tiene que ver con la disciplina que también nos importa. Hablamos de un cambio de mentalidad, también a ese nivel. Si el jugador no va a la práctica y no siquiera avisa, ¿cuál es la responsabilidad?. O sea, cambiar la cabeza del jugador también. Se entiende, ¿no?.

«Habrá premios, pero todos parejos; a eso que lo sepan»

WILSON- Quien sea parte del fútbol sabe que el jugador, necesita algún tipo de estímulo económico, por menos que sea. Pero además, nosotros decimos que es una manera de comprometerlo al jugador. Sabe que tendrá una recompensa económica, pero que ese jugador tiene que ser parte del fin.

JULIO- Habrá premios, pero todos parejos; a eso que lo sepan. No ganará uno más que otro. A veces en esos temas nacen los problemas, justamente cuando hay diferencias. Lo dejamos bien claro frente al plantel y entendieron. Conservamos la base del año pasado y trajimos jugadores de valía. A Almagro le costó dinero, pero en algunos casos se negocia por pelotas. La verdad que no menos de 50 en total. Los que estamos en el fútbol, sabemos del costo de cada pelota y si al otro club le sirve, no es algo que esté mal.

WILSON- Existen hinchas de Almagro que hace 15 años no van a la sede. Esos hinchas queremos que vuelvan. Nosotros queremos plantear una imagen distinta. Hay cosas que es necesario superar, en eso de las relaciones en quienes somos parte de una misma causa.

JULIO- Se da que un socio no va al club, porque hay alguien que no es de su agrado o que tiene un distanciamiento. A través de EL PUEBLO, nosotros estamos invitando a superar lo personal, porque en esto lo fundamental es Almagro.

WILSON- Después están los que hablan, los que opinan, pero que sin embargo no se acercan nunca a la sede. Nosotros estamos para escuchar y trabajar juntos. En Almagro no le cerramos la puerta a nadie.

JULIO- Mejorar lo social, pero importará siempre lo deportivo. Almagro es el fútbol, ¿no?. Entonces, tratar de meternos en la liguilla. Yo pregunto cuánto hace que Almagro no juega una liguilla. Si tenemos este plantel, el fin tiene que ser ese. Después, ver qué paso, pero sobre todo, que seamos un equipo de liguilla. Nosotros tenemos el sueño de verlo a Almagro en la A.