El reventón de un neumático dejó dos personas fallecidas y otros dos heridos, uno trasladado urgente a Tacuarembó

El reventón de un neumático dejó dos personas fallecidas y otros dos heridos, uno trasladado urgente a Tacuarembó

Ocurrió anoche en el kilómetro 461 de la Ruta 3, eran todos de Bella Unión

Fue una tragedia por donde se lo mire. Un siniestro carretero dejó anoche a dos personas fallecidas y a otras dos con múltiples heridas, una de ellas que permanece en estado grave y debió ser trasladada de urgencia al Hospital de Tacuarembó. Al tiempo que el herido restante se encuentra internado en el Sanatorio Uruguay sin que su vida corra peligro.

El trágico episodio ocurrió en el kilómetro 461 de la ruta 3, sobre las 19 y 30 de ayer domingo, cuando el reventón de un neumático causó que el vehículo en el que se trasladaban estas cuatro personas, todos hombres mayores de edad, protagonizara un vuelco que por la violencia del impacto del vehículo, terminara dejando el peor de los resultados.
Quien conducía el vehículo falleció en el lugar, mientras que su hijo de 27 años de edad, resultó politraumatizado pero fuera de peligro. Ambos oriundos y residentes en Bella Unión, viajaban hacia Montevideo llevando en el asiento trasero a dos jóvenes que también siendo de la ciudad norteña los iban a dejar en Paysandú, por motivos personales. De éstos dos, uno de ellos salió despedido del vehículo, falleciendo en el acto y el otro fue trasladado de urgencia al Hospital de Tacuarembó.

LAMENTABLE
La oscuridad de la noche era cómplice de una escena dantesca que se erigía sobre el kilómetro 461 de la ruta 3. La pálida luz de la luna reflejaba sobre el lugar cómo en un barranco, al costado de la ruta, el coche Chevrolet Classic con matrícula de Maldonado B 57.020 totalmente destrozado esperaba su turno de ser remolcado, con el cuerpo inerte en su interior del conductor del vehículo el que permanecía en el mismo asiento en el que iba al momento del accidente.
Unos metros más atrás, entre los vidrios esparcidos por toda la ruta, partes del auto que se desprendieron a raíz del golpe y que estaban desparramados por toda la ruta, yacía el cuerpo sin vida de uno de los jóvenes que había salido desde Bella Unión con la finalidad de llegar a Paysandú, pero a unos 94 kilómetros antes de llegar a destino, salió despedido del auto tras el vuelco provocado por la explosión del neumático y falleció en el acto.
En tanto, los otros dos asientos vacíos correspondían al acompañante del chofer e hijo del mismo, que se encuentra internado en el Sanatorio Uruguay y lúcido como para narrar lo ocurrido. Mientras que quien iba en el asiento trasero del lado del acompañante, según afirmaron fuentes policiales del lugar, es quien en principio fue trasladado a Salto para su internación en CTI, pero luego por la gravedad del caso, fue llevado de inmediato al Hospital de Tacuarembó donde pelea por su vida.
El hecho enlutó la jornada del domingo y conmocionó a todos los que llegaban al lugar y se encontraban con lo ocurrido.
Algunos minutos más tarde de lo ocurrido, EL PUEBLO notó la presencia del juez penal de turno de Paysandú, Gerardo Azarola y del fiscal letrado departamental de Paysandú, el abogado salteño, Carlos Motta, quienes recorrieron la escena e intercambiaron información con los efectivos policiales que se encontraban en el lugar, entre ellos el jefe regional de Policía Caminera, Alexander Tironi, quien se encontraba además con la tarea de reordenar el tránsito.
Al lugar llegó además una dotación de Bomberos del destacamento de Salto, quienes trabajarían en la limpieza de la ruta y en la recolección de las partes del vehículo para ser remolcado hasta la Seccional Séptima de Chapicuy, que fue la que tomó intervención en el caso.

FILAS Y DEMORAS
“Debe haber más de dos kilómetros”, indicó el jefe de Policía Caminera a EL PUEBLO refiriéndose a la cantidad de vehículos que se encontraban a la vera del camino esperando la habilitación del tránsito para poder seguir viaje. Entre ellos estaban varios ómnibus de transporte interdepartamental de pasajeros, así como también varios camiones de transporte de carga internacional que debían aguardar su turno para poder seguir viaje.
La gente caminaba, tomaba mate, se sentaba sobre sus vehículos y esperaba a la luz de la luna, que se levantara la escena del hecho y que pudieran retomar su desplazamiento hacia el destino elegido.
Entre ellos se encontraban dos salteños, Esteban y Fernando, que viajaban en auto hacia Montevideo donde trabajan como capataces de obra para una empresa que lleva adelante la construcción del Estadio del Club Atlético Peñarol.
“Paramos como a cuatrocientos metros de acá, teníamos previsto llegar a la 1 de la mañana (de hoy) incluso tenemos que levantar a dos compañeros en Paysandú, pero lo importante es llegar. A la hora que lo hagamos tendremos que descansar ya que empezamos a trabajar a las siete de la mañana. Hay mucha gente de Salto trabajando en la obra, de los 300 obreros que hay allá, deben ser más de 10 por ciento la barra que es de acá de Salto. Nosotros venimos cada 15 días, porque tenemos nuestras familias acá, pero retornamos siempre los domingos, ahora llegaremos a la hora que podamos”, comentaron Esteban y Fernando, mientras mostraban a EL PUEBLO fotos de la construcción del estadio aurinegro en la que participan.
Al igual que ellos, mucha gente se arrimaba para hablar con las autoridades y saber qué era lo que estaba pasando.
El caso donde un auto protagonizó un vuelco y fallecieron dos personas, generó apesadumbramiento en muchos de los presentes.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...