Wall Street cayó arrastrada por malos balances

Wall Street cerró a la baja por tercer día consecutivo y el Dow Jones de Industriales, arrastrado por malos resultados trimestrales, descendió un 0,67 % y cayó a niveles inferiores a los del final del pasado año.
El principal índice de la bolsa de Nueva York perdió 119,09 puntos y se situó en 17.731,95, ya claramente por debajo de la barrera de los 18.000 enteros que superaba hasta hace poco y por debajo del cierre de 2014.
Mientras, el selectivo S&P 500 cedió 12 puntos o un 0,57 % hasta los 2.102,15 y el índice compuesto del mercado Nasdaq retrocedió 25,36 unidades o un 0,49 % hasta 5.146,41.
Tras un inicio de sesión mixto, Wall Street fue perdiendo fuerza a lo largo del día golpeada por una tanda de resultados empresariales peores de lo previsto.
3M -que aumentó beneficios, pero que rebajó sus expectativas para el resto del año- fue el valor peor parado de los 30 que forman el Dow Jones y perdió un 3,73 %.
Caterpillar, que anunció un beneficio neto un 5,2 % inferior en el primer semestre del año, perdió también un claro 3,59 %, mientras que American Express también decepcionó a los inversores y sus acciones cayeron un 2,53 %.
Cuatro empresas del Dow Jones acabaron el día en verde, lideradas por tres tecnológicas como Cisco Systems (1,74 %), Microsoft (1,25 %) e IBM (0,86 %).
El tecnológico fue, de hecho, el único sector de Wall Street que recogió ganancias, un ligero 0,05 %, que contrastó con las pérdidas del 1,39 % para las empresas de materias primas y del 1,20 % para las proveedoras de servicios públicos.
En general, los resultados trimestrales decepcionantes pesaron más que las positivas noticias macroeconómicas, pues hoy se supo que la cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos bajó en 26.000 la semana pasada y se situó en 255.000, el menor nivel desde 1973.
Las pérdidas de los últimos tres días han borrado ya las ganancias logradas por Wall Street en días anteriores, cuando se benefició de cifras positivas en el sector privado -sobre todo entre los bancos- y de la calma en Grecia y China, dos países que habían tirado de los mercados a la baja en semanas recientes.
Por su parte, las principales bolsas europeas se mantuvieron en equilibrio o registraron leves pérdidas, según el caso, este jueves al cierre de las transacciones, en general afectadas por los resultados empresariales. En Londres la baja fue muy leve, de 0,2%, por lo que el índice FTSE-100 de los principales valores perdió 12,33 puntos para terminar la sesión a 6.655,01.
El índice ‘vedette’ DAX de Fráncfort terminó en equilibrio (-0,1%, a 11.512,11 puntos), tras haber caído 0,7% la víspera. El MDAX de los valores intermedios, por su parte, perdió 0,4%, a 20.749,11 puntos. Los operadores se mostraron prudentes ante los resultados de las empresas alemanas y estadounidenses.
Ámbito Financiero