Web vinculada al servicio secreto israelí abre flanco inesperado en caso Nisman

Las intrigas y las dudas que rodean al caso de la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman tienen una nueva versión que señala a un desertor de la inteligencia iraní como el asesino.
El giro inesperado que puede tener el caso, que ha sumido en una crisis política y de gobierno a Argentina, surge a raíz de una investigación divulgada por el portal israelí Debkafile, vinculado al servicio de inteligencia de ese país, el Mossad, y de gran prestigio en Medio Oriente.
Nisman apareció muerto en su apartamento del edificio Le Parc el día antes de presentar una denuncia contra la presidente argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y su canciller Héctor Timerman por encubrir a exfuncionarios iraníes en el caso del atentado contra la mutual judía AMIA, el 18 de julio de 1994 con un saldo de 85 muertos y 300 heridos.
La conmoción por la muerte del fiscal ha hecho tambalear la credibilidad del gobierno argentino y ha puesto en tela de juicio a la justicia de ese país, con graves irregularidades en la investigación.
La nueva trama, puesta en escena por el portal que ha sabido adelantar acciones militares que luego se cumplieron y que goza de gran credibilidad en Medio Oriente, cuenta paso por paso cómo, supuestamente, un agente iraní terminó con la vida del fiscal para evitar que salga a la luz la relación entre Irán y el gobierno argentino.
1
Según Debkafile, el primer paso fue en 2010.
El supuesto desertor iraní y Nisman tuvieron una reunión secreta.
Se presentó como un exalto mando desertor de la inteligencia de Irán con el nombre de Abbas Haqiqat-Ju.
Decía tener “documentos confidenciales relacionados con el bombardeo” a la AMIA y que “exponían la complicidad de un alto funcionario de la embajada de Irán en Argentina, Mohsen Rabbani”.
2
El supuesto desertor estuvo cuatro años cultivando la relación con Nisman para hacerse de su confianza “hasta que lo convenció de su buena fe”.
3
En diciembre de 2014 llegó el momento de sacar provecho de esa relación, de acuerdo con la teoría informada por el portal israelí.
4
Haqiqat-Ju realizó una llamada secreta para comunicarle a Nisman que un oficial de alto rango de la inteligencia iraní había huido de Teherán con documentos importantes que revelaban la colaboración “entre los organismos de seguridad argentinos y agentes iraníes en el atentado” a la AMIA.
5
Según Haqiqat-Ju, el segundo desertor necesitaría un lugar insospechado para su reunión y pidió silencio sobre el encuentro.
6
Otro requerimiento para ver los documentos que portaba el supuesto segundo desertor era que Nisman se deshiciera de los 10 guardaespaldas que le habían asignado.
Así, Nisman debía estar solo cuando el invitado llegara a su casa.
La contraseña eran tres golpes a la puerta.
7
Haqiqat-Ju fue quien llamó a la puerta con los tres golpes sorprendiendo al fiscal el 18 de enero.
Debkafile asegura que “como era su confidente, sabía dónde estaba la pistola que Nisman había tomado prestada y la usó para dispararle y matarlo”.
8
Tras darle muerte, Haqiqat-Ju escapó por el sistema de calefacción, por la puerta que se descubrió en una segunda instancia de la investigación y por donde es posible conectarse con el apartamento contiguo.
Antes, el supuesto asesino “había alquilado en secreto el apartamento de al lado” y ese mismo día “sus cómplices argentinos habían desarmado las cámaras de seguridad del edificio” para que no quedará registrado su paso.
9
Haqiqat-Ju se dirigió al aeropuerto y voló, supuestamente, hacia Montevideo, donde conectó con Dubái y finalmente con Teherán.
En Migraciones de Montevideo no aparece nadie con ese nombre esa fecha, pero la teoría habla de un pasaporte falso.
n

Las intrigas y las dudas que rodean al caso de la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman tienen una nueva versión que señala a un desertor de la inteligencia iraní como el asesino.

El giro inesperado que puede tener el caso, que ha sumido en una crisis política y de gobierno a Argentina, surge a raíz de una investigación divulgada por el portal israelí Debkafile, vinculado al servicio de inteligencia de ese país, el Mossad, y de gran prestigio en Medio Oriente.

Nisman apareció muerto en su apartamento del edificio Le Parc el día antes de presentar una denuncia contra la presidente argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y su canciller Héctor Timerman por encubrir a exfuncionarios iraníes en el caso del atentado contra la mutual judía AMIA, el 18 de julio de 1994 con un saldo de 85 muertos y 300 heridos.

La conmoción por la muerte del fiscal ha hecho tambalear la credibilidad del gobierno argentino y ha puesto en tela de juicio a la justicia de ese país, con graves irregularidades en la investigación.

La nueva trama, puesta en escena por el portal que ha sabido adelantar acciones militares que luego se cumplieron y que goza de gran credibilidad en Medio Oriente, cuenta paso por paso cómo, supuestamente, un agente iraní terminó con la vida del fiscal para evitar que salga a la luz la relación entre Irán y el gobierno argentino.

1 Según Debkafile, el primer paso fue en 2010.

El supuesto desertor iraní y Nisman tuvieron una reunión secreta.

Se presentó como un exalto mando desertor de la inteligencia de Irán con el nombre de Abbas Haqiqat-Ju.

Decía tener “documentos confidenciales relacionados con el bombardeo” a la AMIA y que “exponían la complicidad de un alto funcionario de la embajada de Irán en Argentina, Mohsen Rabbani”.

2  El supuesto desertor estuvo cuatro años cultivando la relación con Nisman para hacerse de su confianza “hasta que lo convenció de su buena fe”.

3   En diciembre de 2014 llegó el momento de sacar provecho de esa relación, de acuerdo con la teoría informada por el portal israelí.

4  Haqiqat-Ju realizó una llamada secreta para comunicarle a Nisman que un oficial de alto rango de la inteligencia iraní había huido de Teherán con documentos importantes que revelaban la colaboración “entre los organismos de seguridad argentinos y agentes iraníes en el atentado” a la AMIA.

5 Según Haqiqat-Ju, el segundo desertor necesitaría un lugar insospechado para su reunión y pidió silencio sobre el encuentro.

6  Otro requerimiento para ver los documentos que portaba el supuesto segundo desertor era que Nisman se deshiciera de los 10 guardaespaldas que le habían asignado.

Así, Nisman debía estar solo cuando el invitado llegara a su casa.

La contraseña eran tres golpes a la puerta.

7  Haqiqat-Ju fue quien llamó a la puerta con los tres golpes sorprendiendo al fiscal el 18 de enero.

Debkafile asegura que “como era su confidente, sabía dónde estaba la pistola que Nisman había tomado prestada y la usó para dispararle y matarlo”.

8  Tras darle muerte, Haqiqat-Ju escapó por el sistema de calefacción, por la puerta que se descubrió en una segunda instancia de la investigación y por donde es posible conectarse con el apartamento contiguo.

Antes, el supuesto asesino “había alquilado en secreto el apartamento de al lado” y ese mismo día “sus cómplices argentinos habían desarmado las cámaras de seguridad del edificio” para que no quedará registrado su paso.

9 Haqiqat-Ju se dirigió al aeropuerto y voló, supuestamente, hacia Montevideo, donde conectó con Dubái y finalmente con Teherán.

En Migraciones de Montevideo no aparece nadie con ese nombre esa fecha, pero la teoría habla de un pasaporte falso