…y con esos barrios detrás

¡Cómo se dan en el fútbol los enfrentamientos barriales!
Ahí está el caso de Salto Nuevo y Saladero. La urgencia para los dos. Riesgos para los dos en la zona del fondo. Saladero entró a comprometerse. Peligrosamente.  Lo de Salto Nuevo, desde que despuntó la temporada, tiene ligazón con la duda. Más ha dudado de lo que ha sembrado, por eso transita por el tiempo esquivo. Si juegan Marcelo Mezza y Maicol Trinade, se incrementa la chance de Saladero. Eso es claro. Por lo demás, un partido clave en la zona del descenso.  Los números no establecen lo contrario. Más bien que ratifica la urgencia a la cuenta de los dos.
Y los dos lo saben.

Salto Nuevo-Saladero

¡Cómo se dan en el fútbol los enfrentamientos barriales!

Ahí está el caso de Salto Nuevo y Saladero. La urgencia para los dos. Riesgos para los dos en la zona del fondo. Saladero entró a comprometerse. Peligrosamente.  Lo de Salto Nuevo, desde que despuntó la temporada, tiene ligazón con la duda. Más ha dudado de lo que ha sembrado, por eso transita por el tiempo esquivo. Si juegan Marcelo Mezza y Maicol Trinade, se incrementa la chance de Saladero. Eso es claro. Por lo demás, un partido clave en la zona del descenso.  Los números no establecen lo contrario. Más bien que ratifica la urgencia a la cuenta de los dos. Y los dos lo saben.

Cerro-Salto Uruguay

Vuelta y vuelta

No puede andar con chiquitas. No puede ser parte de ninguna actitud que se aproxime a la especulación, porque la segunda rueda es parte del esclarecimiento. Quien puede y quien no. Cerro y Salto Uruguay tiene que ser vuelta y vuelta. Ataque por ataque. Cerro llega de ganar. Salto Uruguay llega de perder. Cerro permanece expuesto a la duda en la zona del descenso. Es uno más en la pelea por la sobrevivencia. Pero tiene que prolongar el rescate. Salto Uruguay sabe que  Universitario y Chaná ganaron. Son dos más para querer de mitad de tabla para arriba. Por momentos, los decanos excesivamente condicionados a Jonathan Dos Santos. A Cerro le cuesta el gol. Más nítida chance para Salto Uruguay? Tal vez.

Chaná-Ceibal

Eso de afilarse…

Porque hay que suponer que Chaná está afilado. Y no es para menos. Y tiene razones.

La imposición frente a Salto Uruguay. Tres puntos, con escala radiante. Hasta se transforma en postulante. Tiene equilibrio y gol. Ceibal llega de copete levantado, pero con una baja sensible:la de Pablo González. Como contrapartida, la vuelta del sanducero Timoteo Acosta. Por más que Ceibal esté donde esté, al Chaná de Enrique Bruno no hay que limitarle perspectiva. Porque además juega en su Parque Forti, donde normalmente suele gobernar. Si Chaná vence, entonces hay que otorgarle definitiva chance de protagonismo de mitad de tabla para arriba. Es un partido especial. Con toda la resonancia a cuesta. Chaná…y eso de afilarse.

Universitario-Nacional

El embalaje

La victoria a Universitario frente a Salto Uruguay, le llegó en un momento sicológicamente justo, como para embalarse. Pero la “U” ha sabido de desniveles. Frente a Nacional, el fin de ratificar lo expuesto ante los decanos. Por lo menos en la medida que pueda. Si eso ocurre, habrá que validarlo como postulante.

Caso contrario, eterniza su propio suspenso en materia de rendimiento. Con Nacional, una razón de hecho: no sabe bien en que medida responde o no. Irregular. A veces sí.

A veces no. Toda una constante en lo que va transcurriendo de la temporada. No faltarán quienes sostengan que es un partido que tiene sabor a empate. Si lo producen, la relatividad como negocio. La verdad después de todo, pasa por ganar. A esta altura de los hechos, manda ese imperativo.

Gladiador-Ferro Carril

Eso que llaman poder de vigencia

Es el caso de Ferro Carril. Su vigencia inocultable. ¿Cuántos partidos sin derrota? Lo real es que el equipo de Richard Usuca, va reencauzando nivel y gravitación. Con el gol suficiente. El gol justo. No hay sinfonía de decisión, pero decide. Está intacto. Por eso de los dos, asistido Ferro Carril por un favoritismo superior. Sobre todo, porque este Gladiador trasunta complejidades generales, en función de ausencias indisimulables. De última la de Dany Miranda teniendo en cuenta la sanción padecida frente a Universitario. Tres puntos sobre la mesa y si Gladiador no se levanta y anda, entonces Ferro Carril ofrecerá la verdad de su fútbol-regularidad, como Paolo Patritti como eje. Pero no es el único. Ferro es equipo-equipo. Y Gladaidor… ¿qué equipo es hoy? Esa es la cuestión. O la página pendiente de la nueva historia.







Recepción de Avisos Clasificados