“Yo, Mauro…”

En el baby fútbol en Gladiador, un equipo cercano a su casa. Jugó desde los 8 a los 13 años, a muy temprana edad alternaba en Tropezón, de la Liga de Colonias Agrarias de Salto que era dirigido por su padre en Tercera División. A los 10 años debutó entre los grandes, en Tercera. Jugó de los 13 a los 15 en Tropezón, 2 años donde se acostumbró al roce con los mayores. Fue fichado por Nacional de Salto donde jugó 10 meses. Más después, en los años 2009 y 2010, integrando la selección sub-15 de Salto, para ser Campeón Nacional. Hasta que llegaría el tiempo del traspaso a Defensor Sporting de Montevideo. En los últimos partidos del 2015, MAURO ARAMBARRI ejerció el capitanato de los violetas.
Desde la memoria viva de EL PUEBLO, una convicción: nunca antes un salteño, liderando a Defensor Sporting en la cancha, a partir del brazalete de la distinción. No es menos cierto que la historia de Mauro, es una historia especial, por aquellos primeros años, de la modestia declarada y con el rigor de todos los días en su Tropezón. Hasta esa recompensa del tiempo después. Defensor, claro está, y en esta semana, la transferencia al fútbol de Francia, para sumarse al equipo en que también juega Diego Rolan. Desde Tropezón, un jugador salteño, ahora en Europa. Nunca antes. Pero ahora el hecho sí: gratificante. Y para emocionar.
Mauro: una historia especial.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...