“Han aparecido escorpiones”…

Una vecina del barrio La Amarilla se comunicó (alarmada) con EL PUEBLO. “Han aparecido escorpiones” y pese a que no son venenosos como en otras partes del mundo, son altamente ponzoñosos. Vale decir que su picadura puede acarrear problemas importantes a la salud humana.
La vecina en cuestión nos dice que en su casa hay niños y el riesgo de una picadura es importante. Nos hemos comunicado con el sector de la Intendencia que tiene que ver con esta problemática,  pero hasta el momento no han aparecido ni siquiera a fumigar, nos afirmó.
La joven aguardaba en uno de los sanatorios de nuestra ciudad la llegada de su primer sobrino. Llegó la niña y todo salió muy bien, lo que significó una gran alegría para ella y su familia entera.
Lástima que la sonrisa se le empañó cuando salió nuevamente a la calle para retirarse ya con la tranquilidad de que todo había salido bien,  notó que su flamante moto, que tenía un mes de comprada había sido robada. Hasta el momento nada más se supo del vehículo.
Hay algunas calles de la ciudad que parecen destinadas a estar permanentemente deterioradas. Sucede con las dos cuadras de 18 de Julio que van de Andrés Latorre a Cervantes. Su estado es lamentable a pesar de que no hace mucho tiempo fueron reparadas.
Hay quienes sostienen que en estos casos se impondría hacerlas de hormigón para terminar con su “rebeldía”.

Una vecina del barrio La Amarilla se comunicó (alarmada) con EL PUEBLO. “Han aparecido escorpiones” y pese a que no son venenosos como en otras partes del mundo, son altamente ponzoñosos. Vale decir que su picadura puede acarrear problemas importantes a la salud humana.

La vecina en cuestión nos dice que en su casa hay niños y el riesgo de una picadura es importante. Nos hemos comunicado con el sector de la Intendencia que tiene que ver con esta problemática,  pero hasta el momento no han aparecido ni siquiera a fumigar, nos afirmó.

La joven aguardaba en uno de los sanatorios de nuestra ciudad la llegada de su primer sobrino. Llegó la niña y todo salió muy bien, lo que significó una gran alegría para ella y su familia entera.

Lástima que la sonrisa se le empañó cuando salió nuevamente a la calle para retirarse ya con la tranquilidad de que todo había salido bien,  notó que su flamante moto, que tenía un mes de comprada había sido robada. Hasta el momento nada más se supo del vehículo.

Hay algunas calles de la ciudad que parecen destinadas a estar permanentemente deterioradas. Sucede con las dos cuadras de 18 de Julio que van de Andrés Latorre a Cervantes. Su estado es lamentable a pesar de que no hace mucho tiempo fueron reparadas.

Hay quienes sostienen que en estos casos se impondría hacerlas de hormigón para terminar con su “rebeldía”.







Recepción de Avisos Clasificados