“Yo veo que viene alguien en moto y les trae “algo”…

La vecina domiciliada en complejo Harriague (pasando el Bernasconi, nos aclara) llegó a la Redacción de EL PUEBLO, para ponernos al tanto de su preocupación. Sucede que a diario y sobre todo en horas del mediodía y la tarde, en la plazoleta frente a las viviendas se reúnen adolescentes y jóvenes para drogarse.
“Yo veo que viene alguien en moto y les trae “algo”, y ellos les dan aparentemente dinero. Lo más lamentable de esto sucede los domingos de mañana, porque luego de las “reuniones” del sábado a la noche, quedan los “puchos” y algunos niños del barrio los levantan luego y los ponen en la boca”.
La vecina sostuvo que ha recurrido a la policía, pero se le explicó que mientras no le hicieran nada, no podía hacer nada para evitar estas “reuniones”. ¿No hay nada que se pueda hacer?, preguntó. Trasaladamos su inquietud a quien corresponda.
El hombre llamó “porque estoy caliente” nos dijo. Acabo de pasar por el puente de la represa y los desmanes de un aduanero uruguayo no se pueden ocultar. Sucede que venía con una joven, familiar y el guarda aduanero, sin ningún pudor le hizo abrir la cartera y revolvió todo lo que traía de sus cosas íntimas.
¿No hay disposiciones en este sentido?. ¿No es que no puede hacerlo, que tiene que ser una mujer? ¿O es que con estos desmanes se busca precisamente que la gente reaccione contra la medida del “cero kilo” para presionar su levantamiento? Nos dijo el ofuscado lector.

La vecina domiciliada en complejo Harriague (pasando el Bernasconi, nos aclara) llegó a la Redacción de EL PUEBLO, para ponernos al tanto de su preocupación. Sucede que a diario y sobre todo en horas del mediodía y la tarde, en la plazoleta frente a las viviendas se reúnen adolescentes y jóvenes para drogarse.

“Yo veo que viene alguien en moto y les trae “algo”, y ellos les dan aparentemente dinero. Lo más lamentable de esto sucede los domingos de mañana, porque luego de las “reuniones” del sábado a la noche, quedan los “puchos” y algunos niños del barrio los levantan luego y los ponen en la boca”.

La vecina sostuvo que ha recurrido a la policía, pero se le explicó que mientras no le hicieran nada, no podía hacer nada para evitar estas “reuniones”. ¿No hay nada que se pueda hacer?, preguntó. Trasaladamos su inquietud a quien corresponda.

El hombre llamó “porque estoy caliente” nos dijo. Acabo de pasar por el puente de la represa y los desmanes de un aduanero uruguayo no se pueden ocultar. Sucede que venía con una joven, familiar y el guarda aduanero, sin ningún pudor le hizo abrir la cartera y revolvió todo lo que traía de sus cosas íntimas.

¿No hay disposiciones en este sentido?. ¿No es que no puede hacerlo, que tiene que ser una mujer? ¿O es que con estos desmanes se busca precisamente que la gente reaccione contra la medida del “cero kilo” para presionar su levantamiento? Nos dijo el ofuscado lector.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...