Una pareja joven concurrió a un supermercado céntrico para comprar morrones. Recordaba que el mes anterior lo había hecho y el precio pagado era de alrededor de cien pesos el kilo.

Su sorpresa ahora fue cuando al revisar lo gastado y observar el precio del kilo de morrón (obviamente que no habían comprado un kilo) notaron que había tenido una “pequeña” suba: $ 290 el kilo. Esto es casi el 200 por ciento. Si seguimos así veremos la verdura sólo en las revistas, nos dijeron.

Un lector se queja por tener que transitar en horas de la madruga. Nos dice que hay que tener mucho más cuidado porque hay poco respeto a los semáforos. Sobre todo los motonetistas pasan en rojo por no esperar unos segundos, nos dice.

La visita de cárceles nos permite entrar en contacto con muchas situaciones. Lo que sigue siendo altamente cuestionable es la permanencia de niños, en algunos casos de muy corta edad, “presos” junto a su progenitora.

Si bien es común que todo recluso se confiese inocente y manifieste que “se comió un garrón” por lo cual cayó preso, hay casos en que la acción judicial es realmente compleja. No pretendemos hacer referencia a ninguno en particular, pero que los hay, los hay.

Según la Asociación del Comercio Automotor del Uruguay en abril se llegó a los 13 meses consecutivos de caída de ventas en el país. En total se llevan vendidos 13.551 vehículos menos que en los 13 meses anteriores, sostuvo.