El frío lleva a que muchas personas opten por consumir bebidas calientes y sin quererlo a veces puede llegar a ser buena cosa. De la cantidad de jóvenes que se aglomeran por las noches en la Plaza Artigas, muchas veces puede observarse una franja importante de los mismos tomando bebidas alcohólicas, principalmente cervezas, generando estados que pueden llegar a derivar en disturbios.

Sin embargo, el frío reinante ha hecho que los jóvenes cambiaran la costumbre y de la bebida alcohólica pasaron al mate. En horas de la noche, pese a las bajas temperaturas la juventud se sigue reuniendo en torno a la principal plaza pública de la ciudad, pero lo que se nota es mucho termo y mate. O están “cortos” de dinero o el mate es la bebida que brinda el calor que en ese momento necesitan.

El hecho de colocar estacionamiento para bicicletas en la principal calle de la ciudad, donde estacionan los autos que pagan la denominada Zona Azul ameritó el comentario de algunas personas, que analizaron que con esto, se reducirá aún más la recaudación que se destina a fines benéficos.

Es que entre la medida de la Intendencia de cobrarle 10 pesos por día a quienes residen en la zona comprendida por el estacionamiento tarifado y el estacionamiento para bicicletas que reduce la cantidad de coches que pueden estar parados en calle Uruguay, ya no se venderán tantos boletos de Zona Azul, señalaban entre otros, algunos cuidacoches.