La Costanera Norte sigue siendo un lugar donde transitan muchos salteños, así quedó demostrado ayer a la tarde pese al intenso frío y llovizna que se presentaba durante el fin de semana, donde la gente sigue eligiendo como sitio favorito ese punto de la ciudad. Pero el desgaste de los últimos tiempos urge que la Intendencia se haga cargo del lugar.

Otra vez, aparecen serios problemas en el pavimento, como una serie de pozos que están a la vista y que pueden generar algún inconveniente para el tránsito. Pero sobre todo se trata de un lugar que es el paseo obligado de los visitantes que llegan al departamento y eso lo convierte en una zona donde hay que poner mucha atención al corto plazo.

El estado de la vereda del lado sur del Club Ferro Carril sigue dando que hablar. Días pasados una persona que caminaba por el lugar sobre la calle Brasil al 1900, por la acera norte, contó en este diario que sufrió un daño en un calzado, cuando al desplazarse por el lugar se le incrustó un trozo de vidrio de los que aduce, pululan en el lugar, en la suela del zapato, el que si bien generó una perforación en su calzado no llegó a herirle el pie al transeúnte.

Muchas han sido las veces en las que los vecinos se quejan de que por responsabilidad social, el club o la Intendencia deberían hacer un acuerdo y colocar veredas y mantenerlas en buen estado de limpieza en ese lugar, tanto por el lado de la calle Brasil al 1900 como por el lado de la calle 1º de Mayo al 100, entre Brasil y 19 de Abril. Ya que al no haber veredas también se genera un riesgo para los peatones.