n materia de periodismo informativo es una regla sabida que la objetividad no existe -desde el momento que somos sujetos y no objetos –  pero si existe la responsabilidad y el compromiso con la verdad que nos obliga a tratar de ser lo más próximo que podamos a esta objetividad.
De esto se trata y por lo tanto el periodismo mas respetable es aquel que logra trasmitir credibilidad y por lo tanto obtiene el respeto de sus lectores como tal.
Esto no es fácil, desde el momento en que toda persona tiene una forma de pensar, ha recibido determinada formación, generalmente responde a determinada ideología, política, religiosa, filosófica o similar.
¿A qué viene todo esto?.
Pues al hecho que más allá de si resulta positivo o negativo para el país y el gobierno en particular, la nota del periodista norteamericano que escribió  los “ocho motivos por los cuales Uruguay no es lo que parece”, nos parece un aporte honesto, creíble y respetable.
Will Carless abogado de profesión por la prestigiosa Universidad de Exeter, en Inglaterra, había logrado ser el jefe de periodismo de investigación en el reconocido diario local, la Voz de San Diego, anotándose como éxito varios temas que puso en el tapete en diarios e informativos nacionales estadounidenses, según lo publicado por El Observador.
Pero el punto es que Carless, no esconde que se siente feliz en el Uruguay, país al que se ha mudado por el compromiso laboral de su esposa en “American Schools” y sostiene que por el momento no piensa irse, ha “bajado la pelota al piso”, en materia del concepto que sobre nuestro país se ha difundido en el exterior, subrayando estas versiones según sostiene, algunas bondades y exagerando otras.
De todas formas Carless que vive desde ya un tiempo en el Uruguay trata de poner las cosas en su lugar. Ni es Uruguay el paraíso envidiable, ni tampoco un país detestable. Es más, el periodista sostiene que está en uno de los primeros lugares en latinoamérica a la hora de considerar los mejores países para vivir.
Esto es una realidad innegable. Claro está, que quienes politizan todo y sólo ven “la realidad” que conviene política o ideológicamente, se van a un extremo o al otro. En una palabra, consideran que todo es muy lindo o muy feo, perdiendo absolutamente toda objetividad y en este caso si que se vuelve un panegírico totalmente tendencioso y falto de compromiso con la verdad.
De allí que la visión de un periodista extranjero, profesional en su tarea y por lo tanto comprometido en una visión lo más “sobria” posible debe valorarse siempre.
n

El vecino llamó indignado. Afirmó que en calle Córdoba al 100, entre 19 y Brasil existe una pérdida de agua que ya tiene varios meses. A la vuelta del Club del Intendente, nos dice y cerca del domicilio de otros familiares, pero a nadie parece preocupar.

Le puedo asegurar que alrededor de esta pérdida ya hay vegetación, sin embargo, parece que nadie ni de OSE ni de la Intendencia ha pasado nunca por el lugar, porque nunca ha sido arreglada, nos expresó.

El sábado último alrededor de las 21 horas se produjeron varios accidentes de tránsito casi simultáneos. El más grave en la avenida Barbieri y Luis A. de Herrera donde un motonetista resultó con lesiones de cuidado aunque su vida no correría riesgo.

Algunos conductores se quejan de la existencia de la senda peatonal en Avda. Oribe,al Este del Dickinson. Se la marcó hace poco tiempo y muchos conductores aún ignoran su existencia, motivo por el cual han estado a punto de producirse accidentes.

De todas formas, entendemos que si hay señalización la misma debe respetarse y los peatones tienen prioridad absoluta de paso ene ese punto. La cuestion es que se haya señalado debidamente para advertir de su existencia a los conductores y esto requiere de la cartelería imprescindible..