Una práctica tan salteña como lamentable, es la de apedrear de buenas a primera a quien se nos ocurra. Ayer en cancha de Tigre se volvió a registrar, las “hinchadas” de los equipos iniciaron una batalla campal a las pedradas.

Seguramente no fue para sacarse el frío, ni para emular el hecho histórico de la gesta artiguista de 1811. Esto responde a una manifetación más de la violencia que campea en nuestros días y de la idea de resolver toda discrepancia a los golpes.

Llegamos a una semana sin recolección de residuos en la ciudad y los lugares que muestran cada vez más acumulación de basura se van sumando, la avenida Barbieri es uno de ellos.

Es de esperar que en la presente jornada se produzca la ansiada solución y se ponga fin al conflicto de los funcionarios municipales que aguardan cobrar sus haberes para levantar la medida.

Las denominadas redes sociales y otras tecnologías han significado un gran avance en materia de comunicación, pero como toda herramienta también puede usarse para hacer mal. En algunos casos han habido llamadas anónimas o denuncias falsas hechas para despistar a la Policía y “limpiar” otras áreas donde se cometerán delitos.

Un hecho lamentable fue el que se difundió el sábado último sosteniendo que la médica desparecida hace casi un mes atrás había aparecido con vida en Paraguay. Totalmente falso, el caso sigue estando rodeado de total hermetismo y todo apunta a un secuestro.

También te puede interesar...