A nueve milímetros alcanzaron las lloviznas…

A nueve milímetros alcanzaron las lloviznas del pasado lunes, que fueron el preámbulo del pronunciado descenso de temperatura que se hizo sentir en la jornada anterior. Felizmente junto al frío reapareció el sol, aunque no de continuo.

La gente de Arenitas Blancas vio el acceso a sus residencias dificultado, debido a la crecida del río Uruguay y también a que las “enchorradas” estuvieron a punto de cortar el denominado “sube y baja” de la Avda. Catalina Harriague de Castaños.

En este caso el único camino de acceso y salida al lugar es por la Avda. Apaulazza, que desemboca en el Aero Club, para tomar luego la avda. Solari y su continuación, calle Sarandí hacia el centro de la ciudad.

Ya que hablamos de calle Sarandí, es de recibo saber que el pasaje por esta calle poco al sur del puente del mismo nombre, estuvo muy complicado, debido a que la Intendencia había levantado media calzada para proceder a su reparación.

Sucede que las continuas lluvias no permitieron la continuación de los trabajos y además inundaron el “hueco” que se había hecho para reforzar el basamento, motivo por el cual algunos comedidos decidieron encarar una solución precaria, rellenando por lo menos el mayor desnivel.

De acuerdo a lo que informa CARU, basándose en la información que proporciona Salto Grande, el nivel del río Uruguay continuará bajando lentamente en los próximos días. Para hoy en Salto se pronostica un máximo de 11,70 metros.