Árbol cayó a corta distancia del coche…

La conductora del coche de L 12, que cumplía servicio el pasado martes cuando se desató la tormenta pasó un par de sofocones nada envidiables por cierto. Cuando venía por calle Cervantes en dirección al Hospital, entre Rincón y Treinta y Tres un grueso árbol cayó a corta distancia del coche.
Felizmente no le cayó encima, por muy pocos metros, pero el ventarrón y las  ramas que se desprendían “metían miedo”, se nos dice.  No fue todo, porque al regresar hacia el Sur, por calle 25 de Agosto, entre Artigas y Rivera,  las ramas de un árbol se desprendieron, pero logró esquivarlas.
Por fortuna no hubo lesionados por esta causa, aunque en los daños tanto en la ciudad como en el cinturón hortícola los perjuicios fueron importantes. En este sentido, ayer nos llamó gente de Termas del Daymán para decirnos que llevaban medio día sin energía eléctrica.
Este panorama fue común en muchas partes de la ciudad y los operarios de UTE y ANTEL (teléfonos) tuvieron una ardua tarea para poder recomponer el servicio que se vio afectado.
En algunos barrios de la ciudad los motonetistas insisten en andar sin casco y con más de un niño por cada vehículo. Una serie de irregularidades lamentables porque las disposiciones son para todo el departamento, y no solo para la zona céntrica.

La conductora del coche de L 12, que cumplía servicio el pasado martes cuando se desató la tormenta pasó un par de sofocones nada envidiables por cierto. Cuando venía por calle Cervantes en dirección al Hospital, entre Rincón y Treinta y Tres un grueso árbol cayó a corta distancia del coche.

Felizmente no le cayó encima, por muy pocos metros, pero el ventarrón y las  ramas que se desprendían “metían miedo”, se nos dice.  No fue todo, porque al regresar hacia el Sur, por calle 25 de Agosto, entre Artigas y Rivera,  las ramas de un árbol se desprendieron, pero logró esquivarlas.

Por fortuna no hubo lesionados por esta causa, aunque en los daños tanto en la ciudad como en el cinturón hortícola los perjuicios fueron importantes. En este sentido, ayer nos llamó gente de Termas del Daymán para decirnos que llevaban medio día sin energía eléctrica.

Este panorama fue común en muchas partes de la ciudad y los operarios de UTE y ANTEL (teléfonos) tuvieron una ardua tarea para poder recomponer el servicio que se vio afectado.

En algunos barrios de la ciudad los motonetistas insisten en andar sin casco y con más de un niño por cada vehículo. Una serie de irregularidades lamentables porque las disposiciones son para todo el departamento, y no solo para la zona céntrica.