Así estamos

Uno de los emblemas del desorden ciudadano debe ser el desorden referente a las botellas de plástico y las bolsas de polietileno que van a parar a cualquier lugar y generalmente terminan en los cursos de agua.

 

Pero además del desorden ambiental que significa, las botellas de plástico en particular,  cuando se encuentran en una curva en declive (Brasil y Zorrilla, por ejemplo), son sumamente peligrosas para los vehículos chicos, dado que significan un resbalón y caída segura.

 

De todas formas, en el Salto de hoy, pretender que no se arroje este tipo de residuos en la vía pública es una utopía.También es cierto que muchas veces estas botellas contienen restos de vino u otra bebida. Así estamos.

 

Se quejan los vecinos de la zona de los talleres del ferrocarril, zona situada detrás del Shopping Salto. Sucede que hasta pocos meses atrás había vigilantes de AFE en el lugar y ahora los han eliminado.

 

Por este moitvo es que los malvivientes suelen guarecerse allí y desde este lugar vigilan y asolan cuanta vivienda de la zona suele quedar deshabitada por algunas horas, Los robos nos tienen “acalambrados”, nos dijo la vecina que llamó a nuestra Redacción.