Cada vez más máquinas y menos funcionarios…

Cada vez más máquinas y menos funcionarios, aunque las “colas” siguen siendo inevitables y en muchos casos los plantones también, nos decía una de las personas que ayer aguardaba en la “cola” de para las cajas del BROU.

La misma que nos comentó que había trabajado en Brasil y allí en algunos bancos particulares al ingresar le dan un número y le dicen… “dentro de tantos minutos Ud. debería ser atendido”.

Si llega a la caja luego de este tiempo el cajero obsequia a las damas bombones y a los hombres una petaca de bebida. ¡Igualito que acá!, fue el comentario de esta persona.

Un adorno (especie de globo) que aparentemente se desprendió del exkiosco en calle Artigas, frente al Palacio de Oficinas Públicas permanecía ayer tirado en el medio de la vereda obstaculizando el desplazamiento de los peatones.

Se nos dice que hace varios días que este adorno está suelto en el lugar, generalmente arrimado contra la pared, pero en la tarde anterior vaya a saber por qué se hallaba en medio de la vereda. ¿Nadie se responsabiliza?

Las garrapiñadas son uno de los gustos “al paso” de los salteños por el micro centro. A veces hasta hay colas frente a los vendedores de esta confitura callejera. Pero hoy tiene ya una alta competencia, sobre todo en los días de lluvia y lloviznas, con las tortas fritas.