Casi una semana después…

Casi una semana después de haber perdido contacto con el submarino argentino “ARA San Juan” hasta ayer al menos no se tenía información alguna sobre la nave y sus 44 tripulantes.

Aviones y naves de varios países, dotados de la más alta tecnología en la materia agotan las posibilidades de búsqueda. Se teme que un desperfecto haya depositado el submarino en el fondo del mar de donde sería tremendamente difícil rescatar a sus tripulantes.

Días atrás la violación y asesinato de una niña de nueve años en Rivera conmovió no sólo al lugar sino al país entero y en ocasión de ser llevados los asesinos ante la justicia el público quiso lincharlos, llegando a romper los vidrios de un móvil policial.

Pocos días después se registró el lunes último otra desaparición de una escolar. En este caso se trató de una preadolescente, de 12 años, que salió hacia la escuela en las inmediaciones de Montevideo y hasta el mediodía anterior no se sabía nada de ella.

Difíciles de entender las cosas de la Justicia uruguaya. A la prueba está que el famoso “Betito” Suárez, sindicado como quien maneja una banda de sicarios en el Uruguay, fue detenido en las inmediaciones donde la Policía se tiroteó con un grupo de delincuentes que se desplazaba en un auto robado.

Pocas horas después el delincuente quedó libre, porque todavía no se ha podido realizar la audiencia entre el “Betito” y el dueño del auto para saber si lo reconoce como uno de los que le robaron su vehículo.