“Desde el vuelo”

Mañana viernes 28 de julio a las 19 y 30 hs. será inaugurada en el Museo de Bellas Artes María I. Olarreaga Gallino, una muestra plástica llamada “Desde el vuelo”, presentada por integrantes de APLAS, Asociación de Artigas Plásticos Salteños.
Se quejan vecinos y transeúntes de la zona de 19 de Abril y Soca, porque varios muchachos que se reúnen en la ochava suroeste, hacia la parada de motos, por19 de Abril bajan a la calle para ubicarse en esta, dificultando la maniobra para quien transita por Soca y toma 19 de Abril.
Además en la tarde anterior, algunos de ellos pretendía cobrar “peaje” a quien pasara por el lugar, denostando a quien se negaba a su solicitud. El hecho obligó a la concurrencia policial al  lugar.
Para quien no viaja con frecuencia a Montevideo, algunos aspectos que son cotidianos en dicha ciudad, resultan chocantes. Uno de ellos, por ejemplo, es la gente durmiendo en las veredas, a pleno mediodía, cubiertos con cartones, nylon  o algunos trapos.
Algunas personas son de edad avanzada y con evidentes signos de alcoholismo, otras incluso jóvenes y con otro tipo de problemáticas. En algunas zonas de Montevideo, es casi imposible no encontrarse con alguna persona durmiendo a pleno mediodía, con sol fuerte. Los montevideanos, habituados al hecho cruzan por ellos sin inmutarse.

Mañana viernes 28 de julio a las 19 y 30 hs. será inaugurada en el Museo de Bellas Artes María I. Olarreaga Gallino, una muestra plástica llamada “Desde el vuelo”, presentada por integrantes de APLAS, Asociación de Artigas Plásticos Salteños.

Se quejan vecinos y transeúntes de la zona de 19 de Abril y Soca, porque varios muchachos que se reúnen en la ochava suroeste, hacia la parada de motos, por19 de Abril bajan a la calle para ubicarse en esta, dificultando la maniobra para quien transita por Soca y toma 19 de Abril.

Además en la tarde anterior, algunos de ellos pretendía cobrar “peaje” a quien pasara por el lugar, denostando a quien se negaba a su solicitud. El hecho obligó a la concurrencia policial al  lugar.

Para quien no viaja con frecuencia a Montevideo, algunos aspectos que son cotidianos en dicha ciudad, resultan chocantes. Uno de ellos, por ejemplo, es la gente durmiendo en las veredas, a pleno mediodía, cubiertos con cartones, nylon  o algunos trapos.

Algunas personas son de edad avanzada y con evidentes signos de alcoholismo, otras incluso jóvenes y con otro tipo de problemáticas. En algunas zonas de Montevideo, es casi imposible no encontrarse con alguna persona durmiendo a pleno mediodía, con sol fuerte. Los montevideanos, habituados al hecho cruzan por ellos sin inmutarse.