El carnaval artiguense ha “despertado” al mejor estilo brasileño…

El carnaval artiguense ha “despertado” al mejor estilo brasileño y deja al descubierto la notable incidencia del gigante del Mercosur también en este aspecto. Miles de personas, muchas de ellas de otras partes del Uruguay concurren y participan en él.

Un botón de muestra de esta afluencia, es el hecho de que el pasado martes, a las 17 horas, de una sola empresa de transporte interdepartamental partieron diez coches directos a Salto, de coterráneos que viajaron el fin de semana para disfrutar del carnaval artiguense.

Interesante la forma en que Artigas ha logrado ganar terreno en este sentido y también interesante cómo los resultados benefician a mucha gente. Una casa se alquila a 90 dólares  por día y el fin de semana no había ninguna sin alquilar, nos dicen.

En el tramo de la costa del río Uruguay que va desde la bajada del Club de Polo hasta la desembocadura del arroyo San Antonio hay por lo menos una media docena de “ranchos”, la mayoría sobre pilotes al mejor estilo de construcciones “lacustres”.

Algunos de estos se los ve aún en construcción. La cuestión es que no sólo se trata de terrenos públicos, sino que tampoco todos los habitantes de estos ranchos son pescadores. La situación indica que basta ir y construir allí para adquirir “el derecho” a  manejarse en el lugar como si fuera propio. ¡Viva la pepa!.