El conductor la tranquilizó…

El miércoles último, a las 18 horas la señora ascendió a un ómnibus de la línea Reyles Centro y para su sorpresa y la del conductor, comprobó que no tenía cambio, únicamente mil pesos. El conductor la tranquilizó, le dijo que viajara tranquila…
La señora prometió pagarle en la próxima vuelta cercana a su domicilio. Como en  alguna oportunidad nos hicimos eco de gente que ha sido bajada del ómnibus por no tener cambio, entendemos que cuando se dan casos diferentes también es justo destacarlos.
Tras hacer su pasaje como pareja de la “mama vieja” en una comparsa, durante el último corso, el compañero “Daro´G”, escuchamos a nuestro lado, que siga dibujando en EL PUEBLO, que es lo mejor que hace…
Bromas aparte, felicitaciones al compañero de tareas (y su apestosa rata), un carnavalero de ley que lleva el humor en el alma…
Gente que concurrió al desfile de carnaval del sábado último manifestó que realmente el público no alcanzó el número que se hizo presente en el primer corso. Había cuadras prácticamente vacías. Quizás  el tiempo amenazante haya contribuido a la situación.
Esta fue la causa también de que no viniera la comparsa de Concordia que estaba anunciada. De los mismos lectores recibimos un elogio hacia la organización que realiza una limpieza total de la calle tras el desfile.

El miércoles último, a las 18 horas la señora ascendió a un ómnibus de la línea Reyles Centro y para su sorpresa y la del conductor, comprobó que no tenía cambio, únicamente mil pesos. El conductor la tranquilizó, le dijo que viajara tranquila…

La señora prometió pagarle en la próxima vuelta cercana a su domicilio. Como en  alguna oportunidad nos hicimos eco de gente que ha sido bajada del ómnibus por no tener cambio, entendemos que cuando se dan casos diferentes también es justo destacarlos.

Tras hacer su pasaje como pareja de la “mama vieja” en una comparsa, durante el último corso, el compañero “Daro´G”, escuchamos a nuestro lado, que siga dibujando en EL PUEBLO, que es lo mejor que hace…

Bromas aparte, felicitaciones al compañero de tareas (y su apestosa rata), un carnavalero de ley que lleva el humor en el alma…

Gente que concurrió al desfile de carnaval del sábado último manifestó que realmente el público no alcanzó el número que se hizo presente en el primer corso. Había cuadras prácticamente vacías. Quizás  el tiempo amenazante haya contribuido a la situación.

Esta fue la causa también de que no viniera la comparsa de Concordia que estaba anunciada. De los mismos lectores recibimos un elogio hacia la organización que realiza una limpieza total de la calle tras el desfile.