El hecho sucedió poco después de la hora 01.00 de ayer domingo en la esquina de Latorre y Rincón

El hecho sucedió poco después de la hora 01.00 de ayer domingo en la esquina de Latorre y Rincón. Chocaron dos motos. Una conducida por un menor de 17 años, que llevaba una chica de acompañante, en la otra, dos jóvenes mayores de edad. No hubo lesionados de gravedad, pero el menor quedó tirado, en el medio de la calle.

Lo que llamó la atención de un testigo circunstancial fue que inmediatamente después del choque, los dos mayores se dirigieron al menor que estaba en el suelo, lo increparon duramente y el testigo debió intervenir para evitar que la cosa pasara a mayores, antes que llegara rápidamente un vehículo policial que se hallaba estacionado en la puerta del parque Harriague.

A todo esto, cabe señalar que el menor tenía la preferencia, en cuanto circulaba por Andrés Latorre y poseía toda la documentación en regla. Los otros dos, no sólo no tenían preferencia, sino que tampoco tenían un solo documento ni del vehículo, ni de licencia para conducir.

Así están las cosas en el tránsito. Muchas veces desconocemos por completo las normas del tránsito y encima pretendemos «prepotear» a quien se cruza en nuestro camino.

La policía procuraba aclarar, en la tarde anterior la situación de un automóvil hallado abandonado entre la maleza, en la zona de Costanera Norte, en inmediaciones del parque Indígena.