El humor del pueblo es inconfundible…

El humor del pueblo es inconfundible, para probarlo compartimos dos “pildoritas” leídas en los últimos días. A raíz de la situación planteada con el periodista  “Toto” da Silveira y el pase de Jonathan Rodríguez al Benfica.
En principio estuvo muy complicado porque el periodista expresó que el jugador era hombre de la noche y bebía exageradamente. En este caso circuló un SMS en las redes sociales, que decía “se equivoca el Toto da Silveira, porque Jonathan, hace mucho que no levanta una copa… en alusión a que a Peñarol no le ha ido bien en los últimos torneos.
La otra, en calle Sarandí, viniendo de Salto Nuevo hacia el centro,  al llegar a Acuña de Figueroa hay un cartel indicador que reza: PARE. Al que algún “bromista”  agregó con aerosol negro: “LA RUEDA”…
Algunos vecinos de calle Uruguay se quejaron ayer porque el denominado “microcentro” amaneció cortado a la circulación vehicular. Según explicó la Intendencia la medida obedeció al deseo de completar todos los preparativos para el corso.
El tema es que no se difundió debidamente y con la suficiente antelación y hubo personas que vieron como sus vehículos resultaron apresados por la situación, complicándose para desempeñar sus tareas habituales.

El humor del pueblo es inconfundible, para probarlo compartimos dos “pildoritas” leídas en los últimos días. A raíz de la situación planteada con el periodista  “Toto” da Silveira y el pase de Jonathan Rodríguez al Benfica.

En principio estuvo muy complicado porque el periodista expresó que el jugador era hombre de la noche y bebía exageradamente. En este caso circuló un SMS en las redes sociales, que decía “se equivoca el Toto da Silveira, porque Jonathan, hace mucho que no levanta una copa… en alusión a que a Peñarol no le ha ido bien en los últimos torneos.

La otra, en calle Sarandí, viniendo de Salto Nuevo hacia el centro,  al llegar a Acuña de Figueroa hay un cartel indicador que reza: PARE. Al que algún “bromista”  agregó con aerosol negro: “LA RUEDA”…

Algunos vecinos de calle Uruguay se quejaron ayer porque el denominado “microcentro” amaneció cortado a la circulación vehicular. Según explicó la Intendencia la medida obedeció al deseo de completar todos los preparativos para el corso.

El tema es que no se difundió debidamente y con la suficiente antelación y hubo personas que vieron como sus vehículos resultaron apresados por la situación, complicándose para desempeñar sus tareas habituales.