El rodaje de la película «El Militante» no solo se limita al espacio físico

Dos lectores que, además de revestir dicha condición, tienen emprendimientos comerciales en distintos barrios de Salto, han coin-cidido en un tema común que les ha afectado de cerca.

Uno tiene un kiosko en una zona cercana al centro y el otro un almacén en la zona del Cerro. Pero ambos no pueden ofrecer el servicio de juegos de azar de la Dirección Nacional de Loterías de Quinielas. El fundamento esbozado, por los encargados, para resolver la negativa de brindar ese «servicio esencial» al vecino en uno de los casos fue que la zona no era segura.

Al lector, y almacenero, que había cumplido con los requisitos reglamentarios correspondientes (certificado de buena conducta incluido) no le queda otra que caminar unos 50 metros para efectuar su apuesta a una gentil mujer que se instala todos los días con una silla y una mesa en una esquina del barrio «inseguro».

El rodaje de la película «El Militante» no solo se limita al espacio físico determinado por manzana de la Regional Norte. Se ha visto también a los productores y demás integrantes del filme en la zona portuaria, y según se nos ha informado en la presente semana «acamparán» sobre horas de la medianoche en un boliche de barrio.

También te puede interesar...