El tema es que apenas se lo saca…

El rescate de un equino, de una cámara séptica, es uno de los operativos  a los que más «le disparan» los bomberos, cuando les toca actuar, admitió uno de los más veteranos en el servicio. Nos llamó la atención, porque se supone que el pobre «bicho» caído en un pozo no constituye mayor peligro para nadie…

El tema es que apenas se lo saca, se sacude y  desparrama inmundicia para todos los que se encuentran a su alrededor… Se trata de una tarea no específica, de la labor de los Bomberos y por lo tanto, en otros lugares, como en la Capital, tiene determinado costo para el propietario.

En Salto en cambio, se lo hace de buena voluntad, como sucedió recientemente en Apolón y Camino del Exodo (aunque el rescate se hizo mediante una grúa de una empresa local), debido a que generalmente el propietario del animal es un ladrillero o un fletero y el equino es su «herramienta de trabajo».

La Policía realizó en la tarde anterior una espectacular persecución de un automóvil que llegaba al radio sub urbano, por ruta 3. Ante un control policial se dio a la fuga en las inmediaciones de la colonia 18 de Julio, aún cuando llevaba un neumático pinchado.

Finalmente fue detenido, tras arrojar un bulto, que según se indicó sería de ropa, cuando ya llegaba a los alrededores del radio urbano. No supimos que consecuencias posteriores tuvo para el detenido..