En los últimos días…

En los últimos días las lluvias han expuesto las flaquezas de las zonas más vulnerables de la ciudad, por lo cual han proliferado los pozos en varias calles de algunos barrios, los que se constituyen en verdaderos baches que promueven el peligro constante para todos los vehículos que cruzan y para los transeúntes, que se exponen a las maniobras de los conductores que quieren evitar caer en los mismos.
Por la calle Yatay entre Cervantes y Uruguay hay un elenco de cráteres que ponen en peligro a la gente que cruza por el lugar. Así como también un pozo que estuvo durante al menos tres semanas en la calle Brasil al 2200, al tiempo que a la misma altura por la calle Uruguay, otro pozo que atravesaba la calle generaba dificultades para el tránsito.
Ayer se comunicaron los vecinos de las zonas denunciadas aduciendo que aún prosiguen los pozos en el lugar y por lo tanto, el peligro para los vecinos de la zona continúa. Aunque no solamente las calles  y lugares públicos se han visto perjudicados con las inclemencias del tiempo. En las ferreterías y barracas hubo un alud de ventas de productos impermeabilizantes para reparar casas que con las precipitaciones registradas, se llovieron tanto adentro como afuera..
Es así, que un cliente solicitó a una barraca de plaza tales productos y fue hasta el lugar donde los dejó pagos. Como estaba con su hija en brazos pidió que se los llevaran a su casa. Al día siguiente volvió a reclamarlos y le dijeron que como no estaba, se lo habían dejado en la puerta de la casa. Pero al regresar, por la negligencia de los empleados del lugar, el infortunado cliente había sufrido el robo de los productos.

En los últimos días las lluvias han expuesto las flaquezas de las zonas más vulnerables de la ciudad, por lo cual han proliferado los pozos en varias calles de algunos barrios, los que se constituyen en verdaderos baches que promueven el peligro constante para todos los vehículos que cruzan y para los transeúntes, que se exponen a las maniobras de los conductores que quieren evitar caer en los mismos.

Por la calle Yatay entre Cervantes y Uruguay hay un elenco de cráteres que ponen en peligro a la gente que cruza por el lugar. Así como también un pozo que estuvo durante al menos tres semanas en la calle Brasil al 2200, al tiempo que a la misma altura por la calle Uruguay, otro pozo que atravesaba la calle generaba dificultades para el tránsito.

Ayer se comunicaron los vecinos de las zonas denunciadas aduciendo que aún prosiguen los pozos en el lugar y por lo tanto, el peligro para los vecinos de la zona continúa. Aunque no solamente las calles  y lugares públicos se han visto perjudicados con las inclemencias del tiempo. En las ferreterías y barracas hubo un alud de ventas de productos impermeabilizantes para reparar casas que con las precipitaciones registradas, se llovieron tanto adentro como afuera..

Es así, que un cliente solicitó a una barraca de plaza tales productos y fue hasta el lugar donde los dejó pagos. Como estaba con su hija en brazos pidió que se los llevaran a su casa. Al día siguiente volvió a reclamarlos y le dijeron que como no estaba, se lo habían dejado en la puerta de la casa. Pero al regresar, por la negligencia de los empleados del lugar, el infortunado cliente había sufrido el robo de los productos.