Es una lástima, pero es así

Es una lástima, pero es así. La Regional Norte de la Universidad de la República, en toda la década de funcionamiento ha tenido como una característica destacada la de  ser un ámbito de libre circulación, como debe ser y nadie exige nada para entrar o salir del local.

Sin embargo en los tiempos actuales, lamentablemente la realidad exige tomar otras precauciones. Hay más de un extraño que acostumbra a ingresar a los salones para aprovecharse de los descuidos de los estudiantes.

Camperas, libros, cascos de motos han “desaparecido” frecuentemente en pocos minutos. En los últimos días hubo un apresamiento en el interior del centro de estudios, de un “pájaro de cuentas”, conocido de la Policía. Esta detención permitió recuperar dos camperas y otros efectos robados del interior de un auto estacionado frente a la R.N.

La celebración mañana del “Día del Niño” ha promovido diversas iniciativas para recoger juguetes y agasajar a los niños de sectores más carenciados.

Los productores de lanares de zonas cercanas a la ciudad, han desistido de este rubro, dado que según sostienen, los robos hacen imposible criar a los animales. Ahora bien, es difícil imaginar la falta de 484 lanares, como ha sido denunciado en un establecimiento de la zona de Cerros de Vera.