Hasta aquí no había nada raro…

Lo cierto es que dudamos bastante antes de dar a conocer el presente comentario. Un lector amigo de esta casa nos aseguró que fue cierto. El viernes último, de noche una persona que se retiraba del sanatorio Uruguay, por el sector que da a calle 19 de Abril subió a un coche del estacionamiento, un «Suzuki» y se retiró.
Hasta aquí no había nada raro, nos afirmó, si no fuera que rato más tarde otra persona que se aprestaba a retirarse también buscó su coche, de la misma marca y modelo y se encontró con que no estaba. Allí se dio cuenta que había otro muy parecido y probablemente alguien se lo llevó confundido. No sabemos cuál fue el final del hecho.
La pareja de «turistas» estaba instalada en Termas del Daymán cuando decidió darse una vueltita por el centro de la ciudad y hacer una compra importante en una conocida zapatería, pero cuando los empleados procedieron a verificar el dinero de la caja se dieron cuenta que la pareja había pagado con dólares falsos.
Lo que no tuvieron en cuenta fue la existencia de cámaras filmadoras que permitieron identificarlos y traerlos desde Montevideo al juzgado penal de Salto. Allí «arreglaron» y se comprometieron a restituir la suma de la compra. Al parecer alguien les había pasado el dinero falso a ellos e intentaron pasarlo a otro. La jugada falló y casi terminan tras las rejas.
Varios coches de excursión pueden verse por estos días en la ciudad. Es que el fin de cursos y el inminente inicio del verano atrae visitantes a las termas, uno de los lugares preferidos en estas ocasiones.

Lo cierto es que dudamos bastante antes de dar a conocer el presente comentario. Un lector amigo de esta casa nos aseguró que fue cierto. El viernes último, de noche una persona que se retiraba del sanatorio Uruguay, por el sector que da a calle 19 de Abril subió a un coche del estacionamiento, un «Suzuki» y se retiró.

Hasta aquí no había nada raro, nos afirmó, si no fuera que rato más tarde otra persona que se aprestaba a retirarse también buscó su coche, de la misma marca y modelo y se encontró con que no estaba. Allí se dio cuenta que había otro muy parecido y probablemente alguien se lo llevó confundido. No sabemos cuál fue el final del hecho.

La pareja de «turistas» estaba instalada en Termas del Daymán cuando decidió darse una vueltita por el centro de la ciudad y hacer una compra importante en una conocida zapatería, pero cuando los empleados procedieron a verificar el dinero de la caja se dieron cuenta que la pareja había pagado con dólares falsos.

Lo que no tuvieron en cuenta fue la existencia de cámaras filmadoras que permitieron identificarlos y traerlos desde Montevideo al juzgado penal de Salto. Allí «arreglaron» y se comprometieron a restituir la suma de la compra. Al parecer alguien les había pasado el dinero falso a ellos e intentaron pasarlo a otro. La jugada falló y casi terminan tras las rejas.

Varios coches de excursión pueden verse por estos días en la ciudad. Es que el fin de cursos y el inminente inicio del verano atrae visitantes a las termas, uno de los lugares preferidos en estas ocasiones.