Insólito pedido recibió la Policía…

Insólito pedido recibió la Policía el pasado jueves en las últimas horas de la tarde. Desde la Oficina de la Juventud,  en calle Brasil al 1200, se pedía ayuda por parte de una funcionaria que había quedado encerrada.
Aparentemente se había quedado trabajando en el interior del local y cuando quiso retirarse se encontró conque no había más nadie y el local estaba
cerrado…
Las estratagemas de los muchachos en muchos barrios para conseguir algún pesito para sus vicios, son cada vez mas llamativas. Así sucedía el jueves ‘ultimo en el km 4 de la avenida Manuel Oribe.
En ese punto había dos jóvenes sentados a la altura de una cebra,  cuando se aproximaba un vehículo amagaban conque iban a cruzar e inmediatamente que el vehículo se detenía, le cobraban unas monedas de “peaje”.
Sucedió hasta que una llamada a la policía permitió desbaratar su “entretenimiento” y por esta vez no tuvo otras consecuencias.
La acción de la pasajera que tomó de los pelos a una conductora de ómnibus tiene tantos defensores como detractores. Si bien no se puede generalizar, hay algunas conductoras que se manejan en forma bastante antipática, se nos dice,  aunque esto no justifique la reacción que comentamos.

Insólito pedido recibió la Policía el pasado jueves en las últimas horas de la tarde. Desde la Oficina de la Juventud,  en calle Brasil al 1200, se pedía ayuda por parte de una funcionaria que había quedado encerrada.

Aparentemente se había quedado trabajando en el interior del local y cuando quiso retirarse se encontró conque no había más nadie y el local estaba

cerrado…

Las estratagemas de los muchachos en muchos barrios para conseguir algún pesito para sus vicios, son cada vez mas llamativas. Así sucedía el jueves ‘ultimo en el km 4 de la avenida Manuel Oribe.

En ese punto había dos jóvenes sentados a la altura de una cebra,  cuando se aproximaba un vehículo amagaban conque iban a cruzar e inmediatamente que el vehículo se detenía, le cobraban unas monedas de “peaje”.

Sucedió hasta que una llamada a la policía permitió desbaratar su “entretenimiento” y por esta vez no tuvo otras consecuencias.

La acción de la pasajera que tomó de los pelos a una conductora de ómnibus tiene tantos defensores como detractores. Si bien no se puede generalizar, hay algunas conductoras que se manejan en forma bastante antipática, se nos dice,  aunque esto no justifique la reacción que comentamos.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...