La ciudad estaba desierta…

La ciudad estaba desierta en la tarde de ayer luego de que el fin de semana se registrara uno de los días de mayor movimiento como fue el sábado 23, que llenó los comercios de plaza y que generó un alivio a los comerciantes tras un escaso tráfico comercial, por el importante nivel de endeudamiento interno existente.

Pese a la cantidad de gente que circuló durante el fin de semana, la ciudad se mantuvo con niveles aceptables de limpieza y no hubo mayores problemas a la hora de recoger los residuos, en ese aspecto, el servicio municipal actuó debidamente y las cosas se pusieron en su lugar. Aunque sí hubo focos de luz rotos por actos vandálicos y espacios públicos donde quedó la “huella” de las multitudes.

Los cuidacoches pasan a ser una suerte de operadores del tránsito, que atienden los requerimientos tanto de los conductores a la hora de vender el boleto de la Zona Azul, como de los inspectores municipales que les realizan consultas cada vez que fiscalizan, tal como lo hacen religiosamente con los vehículos estacionados en esas zonas, si los mismos tienen el boleto pago o no.

En ese caso, los trabajadores tratan siempre de ayudar al cliente y se ponen del lado de este para no perder de ganar y entonces, cuando aparece alguno de los inspectores buscando un auto sin boleta para marcarles la falta y cobrarles en la acumulación la multa que corresponde, estos trabajadores a voluntad cuidan al cliente colocando una boleta para evitar la multa, la que posteriormente será cobrada al cliente.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...