La imprudencia de los conductores…

Los empleados del servicio de Correo, sindicalizados, informaron que el conflicto que están llevando adelante, alcanza únicamente al movimiento de envíos internacionales, cumpliéndose en forma normal, toda la operativa postal, tanto a nivel departamental como nacional.
Igualmente desde el PIT CNT se anunció que, como gesto de buena voluntad con los usuarios y con la negociación colectiva, desde el día de hoy y hasta el sábado 18 de agosto, se autorizó la salida de 1 camión diario con correspondencia desde el exterior, con el fin de intentar atender los problemas más urgentes de los usuarios.
Don Gervasio Artigas Rodríguez Gómez, con sus flamantes 72 años de vida, se arrimó ayer a nuestra Redacción para quejarse de que un chofer de ómnibus del recorrido urbano de pasajeros le daba mal el vuelto de su pasaje.
Le devolvía 14 pesos cuando él le entregaba “20 centésimos”, nos dijo, mostrándonos un billete de color verde de 20 pesos. Del diálogo quedó aclarado el entrevero, ya que don Gervasio confundió el billete de 20 con el de 100 pesos.
La imprudencia de los conductores campea por todos lados. Ayer a media mañana por calle Varela, en el cruce de 18 de Julio, un hombre paró su auto Chevette en la mitad de la calzada, para que bajara una señora. No miró para ningún lado. Es más, al ver el volante, llevaba en sus manos una taza de té caliente, que hasta humito expedía. “Inconsciente” le dijo uno de los peatones que se vieron privados de cruzar dicha calle.

Los empleados del servicio de Correo, sindicalizados, informaron que el conflicto que están llevando adelante, alcanza únicamente al movimiento de envíos internacionales, cumpliéndose en forma normal, toda la operativa postal, tanto a nivel departamental como nacional.

Igualmente desde el PIT CNT se anunció que, como gesto de buena voluntad con los usuarios y con la negociación colectiva, desde el día de hoy y hasta el sábado 18 de agosto, se autorizó la salida de 1 camión diario con correspondencia desde el exterior, con el fin de intentar atender los problemas más urgentes de los usuarios.

Don Gervasio Artigas Rodríguez Gómez, con sus flamantes 72 años de vida, se arrimó ayer a nuestra Redacción para quejarse de que un chofer de ómnibus del recorrido urbano de pasajeros le daba mal el vuelto de su pasaje.

Le devolvía 14 pesos cuando él le entregaba “20 centésimos”, nos dijo, mostrándonos un billete de color verde de 20 pesos. Del diálogo quedó aclarado el entrevero, ya que don Gervasio confundió el billete de 20 con el de 100 pesos.

La imprudencia de los conductores campea por todos lados. Ayer a media mañana por calle Varela, en el cruce de 18 de Julio, un hombre paró su auto Chevette en la mitad de la calzada, para que bajara una señora. No miró para ningún lado. Es más, al ver el volante, llevaba en sus manos una taza de té caliente, que hasta humito expedía. “Inconsciente” le dijo uno de los peatones que se vieron privados de cruzar dicha calle.