La Intendencia acelera la concreción de los trabajos…

La Intendencia acelera la concreción de los trabajos de pavimentación en calle 18 de Julio. Las tres cuadras al Sur de Cervantes están prácticamente prontas, aunque no habilitadas y en la cuarta, entre Rivera y 18 de Julio, se comienza hoy con la media calzada que falta.
Más allá de la polémica por el levantamiento del adoquinado en esta cuadra – frente a EL PUEBLO – la Intendencia ha continuado con la obra que cambiará la imagen de la zona y se piensa inaugurar antes de fin de año.
Mucha gente concurrió el pasada sábado al Parque Harriague para disfrutar de la actuación del grupo de folkloristas argentinos “Los Nocheros”, uno de los de mayor éxito en los últimos tiempos.
A efectos de orden del intenso tráfico en el lugar, frente al ingreso al Parque Harriague, por calle Rincón se apostaron inspectores de tránsito de la Intendencia, que ordenaban el tráfico utilizando sus silbatos.
Lo notable era ver cómo varios motonetistas – seguramente con irregularidades varias en sus vehículos – al oir los silbatos optaban por volver sobre sus pasos por calle Rincón, a alta velocidad, lo que constituía una arriesgada maniobra, debido a la aglomeración existente.
Esto demuestra a la vez que entre las motos que habitualmente circulan en la ciudad un alto número lo hace con múltiples irregularidades.

La Intendencia acelera la concreción de los trabajos de pavimentación en calle 18 de Julio. Las tres cuadras al Sur de Cervantes están prácticamente prontas, aunque no habilitadas y en la cuarta, entre Rivera y 18 de Julio, se comienza hoy con la media calzada que falta.

Más allá de la polémica por el levantamiento del adoquinado en esta cuadra – frente a EL PUEBLO – la Intendencia ha continuado con la obra que cambiará la imagen de la zona y se piensa inaugurar antes de fin de año.

Mucha gente concurrió el pasada sábado al Parque Harriague para disfrutar de la actuación del grupo de folkloristas argentinos “Los Nocheros”, uno de los de mayor éxito en los últimos tiempos.

A efectos de orden del intenso tráfico en el lugar, frente al ingreso al Parque Harriague, por calle Rincón se apostaron inspectores de tránsito de la Intendencia, que ordenaban el tráfico utilizando sus silbatos.

Lo notable era ver cómo varios motonetistas – seguramente con irregularidades varias en sus vehículos – al oir los silbatos optaban por volver sobre sus pasos por calle Rincón, a alta velocidad, lo que constituía una arriesgada maniobra, debido a la aglomeración existente.

Esto demuestra a la vez que entre las motos que habitualmente circulan en la ciudad un alto número lo hace con múltiples irregularidades.