La responsabilidad o irresponsabilidad

La responsabilidad o irresponsabilidad ciudadana con respecto al medio ambiente es una cuestión curiosa. Mientras hay gente capaz de guardarse hasta un papel de caramelo en el bolsillo si no tiene un recipiente adecuado para depositarlo, hay otra que los tira “alegremente” en el primer lugar que se le ocurre.
Sucede lo mismo con la basura, mientras hay gente que hace recipientes adecuados (cestos de hierro en la mayoría de los casos” para que quede fuera del alcance de perros y otros animales, hay otros que depositan todo de cualquier forma, a cualquier hora.
En definitiva la basura es un indicador de la educación y la disciplina que tiene la gente. La más responsable sabe que “la salud” del planeta depende de nosotros en buena medida y nosotros dependemos del planeta.
19 milímetros alcanzó la última lluvia en la ciudad – según el pluviómetro de EL PUEBLO – y se produjo cuando el chaparrón del pasado martes.
Algunas personas de nuestra ciudad han recibido llamadas supuestamente provenientes de un sistema de juegos de azar por televisión. Decimos supuestamente, porque se nos asegura que nunca habían llamado para intervenir y por lo tanto tampoco ingresan al juego.
La responsabilidad o irresponsabilidad ciudadana con respecto al medio ambiente es una cuestión curiosa. Mientras hay gente capaz de guardarse hasta un papel de caramelo en el bolsillo si no tiene un recipiente adecuado para depositarlo, hay otra que los tira “alegremente” en el primer lugar que se le ocurre.
Sucede lo mismo con la basura, mientras hay gente que hace recipientes adecuados (cestos de hierro en la mayoría de los casos” para que quede fuera del alcance de perros y otros animales, hay otros que depositan todo de cualquier forma, a cualquier hora.
En definitiva la basura es un indicador de la educación y la disciplina que tiene la gente. La más responsable sabe que “la salud” del planeta depende de nosotros en buena medida y nosotros dependemos del planeta.
19 milímetros alcanzó la última lluvia en la ciudad – según el pluviómetro de EL PUEBLO – y se produjo cuando el chaparrón del pasado martes.
Algunas personas de nuestra ciudad han recibido llamadas supuestamente provenientes de un sistema de juegos de azar por televisión. Decimos supuestamente, porque se nos asegura que nunca habían llamado para intervenir y por lo tanto tampoco ingresan al juego.