La Semana de Turismo va tomando color…

La Semana de Turismo va tomando color y comienzan a verse caras que llegan solamente en esta época, así como también vehículos que arriban desde distintos puntos del país y desde la vecina orilla a pasarse uno días en los centros termales.
Aunque hasta el momento el clima no ha acompañado, el viento no ha soplado con la fuerza que lo caracteriza en otoño y la posibilidad de remontar cometas hasta el momento ha sido nula. Porque hasta entonces no se han visto en el cielo salteño las tradicionales cometas que se dibujan en lo alto y que son disfrutadas por grandes y chicos.
Pero la Semana Santa tiene de todo, desde los fieles que celebran la ocasión con el espíritu religioso de cada uno y acompañan en gran medida los católicos asistiendo a sus misas y reuniones de oración, hasta aquellos que aprovechan la oportunidad para ganarse unos pesos y poder ayudar a parar la olla, vendiendo lo que necesitan los creyentes.
En ese sentido, ayer podía verse tanto en la esquina como en las puertas de la Catedral San Juan Bautista niños y mujeres que habían montado una suerte de expendio de ramos, sin costo, donde la gente colaboraba con ellos a voluntad por haberse tomado la molestia de obtener ramos naturales y armarlos para que los fieles los lleven ante el sacerdote que los bendijo, en el tradicional ritual del Domingo de Ramos.

La Semana de Turismo va tomando color y comienzan a verse caras que llegan solamente en esta época, así como también vehículos que arriban desde distintos puntos del país y desde la vecina orilla a pasarse uno días en los centros termales.

Aunque hasta el momento el clima no ha acompañado, el viento no ha soplado con la fuerza que lo caracteriza en otoño y la posibilidad de remontar cometas hasta el momento ha sido nula. Porque hasta entonces no se han visto en el cielo salteño las tradicionales cometas que se dibujan en lo alto y que son disfrutadas por grandes y chicos.

Pero la Semana Santa tiene de todo, desde los fieles que celebran la ocasión con el espíritu religioso de cada uno y acompañan en gran medida los católicos asistiendo a sus misas y reuniones de oración, hasta aquellos que aprovechan la oportunidad para ganarse unos pesos y poder ayudar a parar la olla, vendiendo lo que necesitan los creyentes.

En ese sentido, ayer podía verse tanto en la esquina como en las puertas de la Catedral San Juan Bautista niños y mujeres que habían montado una suerte de expendio de ramos, sin costo, donde la gente colaboraba con ellos a voluntad por haberse tomado la molestia de obtener ramos naturales y armarlos para que los fieles los lleven ante el sacerdote que los bendijo, en el tradicional ritual del Domingo de Ramos.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...