Las víctimas de violencia doméstica denuncien estos hechos…

La lectora llamó indignada para relatarnos lo que sigue. Eran más o menos dos menos cinco de la tarde del viernes último cuando venía por Invernizzi hacia el centro. En el mismo sentido circulaba una mujer en moto.
No vi el número de la chapa, nos señaló, pero lo que si vi y me quedé helada, fue a un camión amarillo, de la Intendencia (aporta un número, que reservamos en nuestra Redacción) que venía por 19 de Abril y vio la moto y no paró.
La señora de la moto le tocó bocina con todas las ganas. Menos mal que venía atenta. Si se hubiera confiado en la preferencia la hubieran juntado con cucharita. Me quedé helada. ¡Ah! El camión siguió rumbo al oeste, como si nada…
El joven pidió “algo para comer..”, según nos relataron, en un comercio próximo a barrio Fátima, como no le dieron, “manotió” algunos pares de championes y “se perdió”.  Ubicado por la Policía, confirmó que efectivamente había reaccionado ante la negativa. Los championes los usó algunos días y los tiró…
Está bien que las víctimas de violencia doméstica denuncien estos hechos, pero a juzgar por algunas denuncias de amenazas y “posibles” (pero no concretos) malos tratos, vamos a terminar denunciando a quien “mira feo”.

La lectora llamó indignada para relatarnos lo que sigue. Eran más o menos dos menos cinco de la tarde del viernes último cuando venía por Invernizzi hacia el centro. En el mismo sentido circulaba una mujer en moto.

No vi el número de la chapa, nos señaló, pero lo que si vi y me quedé helada, fue a un camión amarillo, de la Intendencia (aporta un número, que reservamos en nuestra Redacción) que venía por 19 de Abril y vio la moto y no paró.

La señora de la moto le tocó bocina con todas las ganas. Menos mal que venía atenta. Si se hubiera confiado en la preferencia la hubieran juntado con cucharita. Me quedé helada. ¡Ah! El camión siguió rumbo al oeste, como si nada…

El joven pidió “algo para comer..”, según nos relataron, en un comercio próximo a barrio Fátima, como no le dieron, “manotió” algunos pares de championes y “se perdió”.  Ubicado por la Policía, confirmó que efectivamente había reaccionado ante la negativa. Los championes los usó algunos días y los tiró…

Está bien que las víctimas de violencia doméstica denuncien estos hechos, pero a juzgar por algunas denuncias de amenazas y “posibles” (pero no concretos) malos tratos, vamos a terminar denunciando a quien “mira feo”.

También te puede interesar...