Los inspectores de tránsito se están haciendo más visibles

Los inspectores de tránsito se están haciendo más visibles en las calles de la ciudad. Días pasados, en el medio de una neblina densa, muchos motonetistas se encontraron con la sorpresa del control en las cercanías del cementerio central, por calle «33».

 

No tiene que ser objeto de ninguna persecución su presencia ya que se controla la documentación y el estado del vehículo (luces, matrícula, etc). Ello no impidió que algunos conductores, «auto convencidos infractores», optaran por parar su marcha unos metros antes del puesto a la espera del levantamiento del control, o literalmente, moto en mano, emprendieran la retirada cabizbaja.

 

Sobre las 5 y media de la mañana, momento en el que arriban desde la capital del país varias unidades de ómnibus a la Terminal local es común una cola de pasajeros esperando el servicio de taxis que los arrime a sus destinos en la ciudad.

 

Tanto los disponibles en la parada interna, como los de «enfrente» (en la explanada de AFE) no dan abasto en ese horario. Es de esperar que no haya mucha diferencia entre las «tarifas».

 

Para esta tarde está prevista la inauguración de la obra de colector por avenida Paraguay y su continuación Enrique Amorim, hasta Blandengues. La incógnita es si las tres baterías de semáforos, que hasta ayer todavía no funcionaban en la Avda. comenzarán a funcionar también hoy.