Los padres ya tienen un perro…

Que la policía salteña puede ser convocada por las situaciones más insólitas no es ninguna novedad. Sin embargo, nunca habíamos sabido de que se lo hiciera para solucionar la siguiente situación. Sucede que un integrante de la familia aparece en casa con un perro, que un vecino “macanudo” le regaló.
Los padres ya tienen un perro y no están interesados en hacerse cargo de un segundo can, por lo tanto recurren a la policía. PRODEA no se hace cargo en estos casos. El recurso es la Comisión de Zoonosis. ¿Adonde fue a parar el pobre perro? No lo sabemos, lo que queda claro que no es o no debería ser un problema de seguridad ¿verdad?.
Vecinos de barrio Nuevo Uruguay se comunicaron con EL PUEBLO en la pasada jornada con una “novedad”, resulta que en la fecha se les estaba distribuyendo las facturas de ANTEL. Hasta aquí todo bien, si no fuera que dichas facturas ¡Habían vencido el día anterior!, esto es el viernes 19.
No queremos pensar que “alguien” se durmió con las facturas en el bolsillo…pero la realidad indica que algo de esto tiene que haber pasado, pero de todas maneras, seguramente que la empresa estatal no atenderá reclamos…¿a quién protestamos?, nos preguntan…
Los verdaderos “guapos” se están viendo en estos días, en que las frías madrugadas son realmente un desafío sobre todo para quienes trabajan en la calle y a la intemperie. Las “sereneadas” que les dicen asustan a cualquiera y lo peor que muchas de estas personas no son jóvenes precisamente.

Que la policía salteña puede ser convocada por las situaciones más insólitas no es ninguna novedad. Sin embargo, nunca habíamos sabido de que se lo hiciera para solucionar la siguiente situación. Sucede que un integrante de la familia aparece en casa con un perro, que un vecino “macanudo” le regaló.

Los padres ya tienen un perro y no están interesados en hacerse cargo de un segundo can, por lo tanto recurren a la policía. PRODEA no se hace cargo en estos casos. El recurso es la Comisión de Zoonosis. ¿Adonde fue a parar el pobre perro? No lo sabemos, lo que queda claro que no es o no debería ser un problema de seguridad ¿verdad?.

Vecinos de barrio Nuevo Uruguay se comunicaron con EL PUEBLO en la pasada jornada con una “novedad”, resulta que en la fecha se les estaba distribuyendo las facturas de ANTEL. Hasta aquí todo bien, si no fuera que dichas facturas ¡Habían vencido el día anterior!, esto es el viernes 19.

No queremos pensar que “alguien” se durmió con las facturas en el bolsillo…pero la realidad indica que algo de esto tiene que haber pasado, pero de todas maneras, seguramente que la empresa estatal no atenderá reclamos…¿a quién protestamos?, nos preguntan…

Los verdaderos “guapos” se están viendo en estos días, en que las frías madrugadas son realmente un desafío sobre todo para quienes trabajan en la calle y a la intemperie. Las “sereneadas” que les dicen asustan a cualquiera y lo peor que muchas de estas personas no son jóvenes precisamente.