Los roedores son un problema

Los roedores son un problema “insoluble” en todas las ciudades del mundo. Salto no escapa a esta realidad. Días atrás, personas circunstancialmente presentes en una empresa del rubro alimenticio q

El tema es que han pasado varios días y el gaucho “desmemoriau” se olvidó de devolver las prendas. Cuando su dueño, llegó para reclamárselas, se negó a devolverlas, debiendo el abuelo recurrir a la Policía para tratar de recuperar su apero.

Ta bien el patriotismo, pero el desfile del 25 de Agosto ya terminó, dice el abuelo que comienza a sospechar que el “apego” a las cosas ajenas no viene por el sentimiento patriótico, precisamente.

Varios robos se concretaron en la lluviosa madrugada del miércoles último en nuestra ciudad. Aquello de que “el diablo no duerme”, bien se puede aplicar hoy en nuestra ciudad a que los malvivientes no duermen, al menos no en la hora que los demás ciudadanos acostumbran a descansar uedaron azoradas, al ver “pasearse”, las ratas sobre los freezer.

Nos aseguran que alguien habría filmado incluso y que los roedores al pasearse sobre una de las computadoras encendidas, activaban el “mouse”, sorprendiendo a quien se hallaba en las cercanías.

El abuelo solícito accedió a prestar todo su apero al paisano de a pie, que llegó hasta su casa pidiendo las prendas prestadas para desfilar el 25 de Agosto último.