Los vecinos del cruce

Los vecinos del cruce de las calles José Amorín y Agraciada se comunicaron con este diario porque entienden que ese punto, se trata de una de las esquinas más peligrosas de la ciudad. Ya que la falta de visión para los conductores que vienen de ambas sendas, por lo cerrado de las construcciones del lugar, los expone a un accidente.
Asimismo, dijeron que le transmitirán a la Intendencia de Salto la posibilidad de colocar un semáforo en la esquina, ya que manifestaron que tanto ese punto, como el de la esquina siguiente,  el de Agraciada y Grito de Asencio, se constituyen en puntos de mucho tránsito que exponen en ese sentido, a quienes pasan por allí a un accidente.
Es importante el nivel de construcciones que se viene registrando en las zonas aledañas a las Termas del Daymán. Allí las construcciones de alto poder adquisitivo constituyen al lugar como un nuevo  barrio residencial al estilo de Arenitas Blancas o de la zona del Parque Mattos Neto.
El tema, según nos comentaron algunos vecinos del lugar, es que en enero, el bombeo del agua no fluye con fuerza porque OSE tiene un debe desde hace años con el ensanche de un troncal que no llega al lugar y muchas veces en los peores días de calor, desabastece a los lugareños, que deben buscar alternativas como pozos propios o ir hasta las Termas para poder conseguir agua.

Los vecinos del cruce de las calles José Amorín y Agraciada se comunicaron con este diario porque entienden que ese punto, se trata de una de las esquinas más peligrosas de la ciudad. Ya que la falta de visión para los conductores que vienen de ambas sendas, por lo cerrado de las construcciones del lugar, los expone a un accidente.

Asimismo, dijeron que le transmitirán a la Intendencia de Salto la posibilidad de colocar un semáforo en la esquina, ya que manifestaron que tanto ese punto, como el de la esquina siguiente,  el de Agraciada y Grito de Asencio, se constituyen en puntos de mucho tránsito que exponen en ese sentido, a quienes pasan por allí a un accidente.

Es importante el nivel de construcciones que se viene registrando en las zonas aledañas a las Termas del Daymán. Allí las construcciones de alto poder adquisitivo constituyen al lugar como un nuevo  barrio residencial al estilo de Arenitas Blancas o de la zona del Parque Mattos Neto.

El tema, según nos comentaron algunos vecinos del lugar, es que en enero, el bombeo del agua no fluye con fuerza porque OSE tiene un debe desde hace años con el ensanche de un troncal que no llega al lugar y muchas veces en los peores días de calor, desabastece a los lugareños, que deben buscar alternativas como pozos propios o ir hasta las Termas para poder conseguir agua.