Mientras tanto en la plaza de los Treinta y Tres Orientales…

Sobre el mediodía y en las primeras horas de la tarde algunas de las plazas céntricas son realmente concurridas.
Es el caso de Plaza Artigas, que ayer, con el sol invernal, estaba poblada de niños pequeños, novios y jóvenes, incluso acompañados de algún que otro instrumento musical.
Mientras tanto en la plaza de los Treinta y Tres Orientales, los chorros de agua, recientemente vueltos a instalar en algunos de sus accesos, frente a la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, eran disfrutados por los niños que los eludían, a pesar de la mojadura que podían agarrarse, pero con tal de alcanzar momentos de disfrute.
Asimismo, el redescubrimiento de algunos espacios públicos que durante años fueron dejados de lado por parte de las distintas administraciones, comienzan a notarse hasta de una manera diferente cuando uno de estos lugares obtiene una puesta a punto y se vuelve más disfrutable.
Está pasando con el muelle negro, en la zona portuaria, donde la Administración Nacional de Puertos y la Intendencia de Salto, vienen trabajando para despejarlo, aunque en algo de ello ya han avanzado, y quizás pronto podrá volver a ser un lugar de acceso al público.
Un funcionario policial que se desempeñó como encargado de varias unidades se encuentra bajo investigación administrativa y el Ministerio del Interior dispuso su separación preventiva del cargo, hasta conocer el resultado del sumario. Pero no fue cesado como la versión equívoca que anduvo circulando.

Sobre el mediodía y en las primeras horas de la tarde algunas de las plazas céntricas son realmente concurridas.

Es el caso de Plaza Artigas, que ayer, con el sol invernal, estaba poblada de niños pequeños, novios y jóvenes, incluso acompañados de algún que otro instrumento musical.

Mientras tanto en la plaza de los Treinta y Tres Orientales, los chorros de agua, recientemente vueltos a instalar en algunos de sus accesos, frente a la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, eran disfrutados por los niños que los eludían, a pesar de la mojadura que podían agarrarse, pero con tal de alcanzar momentos de disfrute.

Asimismo, el redescubrimiento de algunos espacios públicos que durante años fueron dejados de lado por parte de las distintas administraciones, comienzan a notarse hasta de una manera diferente cuando uno de estos lugares obtiene una puesta a punto y se vuelve más disfrutable.

Está pasando con el muelle negro, en la zona portuaria, donde la Administración Nacional de Puertos y la Intendencia de Salto, vienen trabajando para despejarlo, aunque en algo de ello ya han avanzado, y quizás pronto podrá volver a ser un lugar de acceso al público.

Un funcionario policial que se desempeñó como encargado de varias unidades se encuentra bajo investigación administrativa y el Ministerio del Interior dispuso su separación preventiva del cargo, hasta conocer el resultado del sumario. Pero no fue cesado como la versión equívoca que anduvo circulando.