No tienen un medio de comunicación…

En la localidad de Pueblo Belén y en Valentín, los pobladores del lugar no tienen un medio de comunicación que sea de la localidad para poder informarse. Si bien al primero mencionado llega al menos este diario, la radio que había en el lugar ya no funciona por un problema de mantenimiento de quienes la utilizaban.
En el caso de Valentín, no cuentan con ningún medio de comunicación, más que escuchar  Radio Salto para saber  qué pasa a través del informativo de dicha emisora que tiene largo alcance. Aunque pobladores del lugar dicen que cada vez que tienen que avisar a los lugareños que esa semana llegará el médico a la localidad, tienen que llamar a radio Salto o pedirle a la sala de prensa de la Intendencia que mande un comunicado a dicha emisora para que lo lea.
Lo triste de todo esto, es que la URSEC que anduvo por Salto cerrando algunas radios, aunque no todas las que debería si aplicara el principio de igualdad establecido en el artículo 8º de la Constitución, no tiene en cuenta que al revés de su política de clausurar medios de comunicación, debería buscar la forma de autorizar la apertura de algunos en pueblos del interior que por la no actuación de esa repartición del Estado, no pueden saber lo qué sucede en su país.
La URSEC no debería esperar que le llegue una propuesta de algún vecino para que después lo tranquen con mil trámites administrativos hasta que el tipo se canse y deje para otro lo de gestionar una radio, sino que deberían ir ellos mismos y buscar con la población del lugar, la solución para esto que constituye un verdadero problema.

En la localidad de Pueblo Belén y en Valentín, los pobladores del lugar no tienen un medio de comunicación que sea de la localidad para poder informarse. Si bien al primero mencionado llega al menos este diario, la radio que había en el lugar ya no funciona por un problema de mantenimiento de quienes la utilizaban.

En el caso de Valentín, no cuentan con ningún medio de comunicación, más que escuchar  Radio Salto para saber  qué pasa a través del informativo de dicha emisora que tiene largo alcance. Aunque pobladores del lugar dicen que cada vez que tienen que avisar a los lugareños que esa semana llegará el médico a la localidad, tienen que llamar a radio Salto o pedirle a la sala de prensa de la Intendencia que mande un comunicado a dicha emisora para que lo lea.

Lo triste de todo esto, es que la URSEC que anduvo por Salto cerrando algunas radios, aunque no todas las que debería si aplicara el principio de igualdad establecido en el artículo 8º de la Constitución, no tiene en cuenta que al revés de su política de clausurar medios de comunicación, debería buscar la forma de autorizar la apertura de algunos en pueblos del interior que por la no actuación de esa repartición del Estado, no pueden saber lo qué sucede en su país.

La URSEC no debería esperar que le llegue una propuesta de algún vecino para que después lo tranquen con mil trámites administrativos hasta que el tipo se canse y deje para otro lo de gestionar una radio, sino que deberían ir ellos mismos y buscar con la población del lugar, la solución para esto que constituye un verdadero problema.

También te puede interesar...