Nos dicen vecinos de la avenida Patulé…

Nos dicen vecinos de la avenida Patulé en las inmediaciones de Salto Nuevo, que las últimas lluvias han agudizado el problema de los baches que habían aparecido tiempo atrás. En realidad es un problemas de muchas de las calles bituminizadas de la ciudad.
Otra vía de tránsito de reciente bituminización que se halla nuevamente en un estado  bastante lamentable es el acceso a Termas del Arapey. En realidad alguna vez habrá que poner una carpeta asfáltica como se merece el centro termal.
En las inmediaciones del barrio Baltasar Brum, Cerro, ayer se produjo  el ataque de un perro Pitbull (pequeño toro) a una persona que resultó herida y debió ser traslada al hospital. La reacción de la familia de la víctima fue de tratar de sacrificar al animal.
Esto está expresamente prohibido por ley y constituye delito. En cambio los propietarios del can pueden ser debidamente responsabilizados ante la ley por la víctima del can. El caso replantea la discusión si conviene o no tener estos perros considerados feroces y si se sabe exactamente la responsabilidad que supone.
En las primeras horas del pasado sábado, la lluvia fue acompañada en algunos lugares al menos, de granizo de pequeñas dimensiones. Sin embargo hasta el momento de escribir anoche estas líneas no se tenía datos de que haya habido daños por este fenómeno climático.

Nos dicen vecinos de la avenida Patulé en las inmediaciones de Salto Nuevo, que las últimas lluvias han agudizado el problema de los baches que habían aparecido tiempo atrás. En realidad es un problemas de muchas de las calles bituminizadas de la ciudad.

Otra vía de tránsito de reciente bituminización que se halla nuevamente en un estado  bastante lamentable es el acceso a Termas del Arapey. En realidad alguna vez habrá que poner una carpeta asfáltica como se merece el centro termal.

En las inmediaciones del barrio Baltasar Brum, Cerro, ayer se produjo  el ataque de un perro Pitbull (pequeño toro) a una persona que resultó herida y debió ser traslada al hospital. La reacción de la familia de la víctima fue de tratar de sacrificar al animal.

Esto está expresamente prohibido por ley y constituye delito. En cambio los propietarios del can pueden ser debidamente responsabilizados ante la ley por la víctima del can. El caso replantea la discusión si conviene o no tener estos perros considerados feroces y si se sabe exactamente la responsabilidad que supone.

En las primeras horas del pasado sábado, la lluvia fue acompañada en algunos lugares al menos, de granizo de pequeñas dimensiones. Sin embargo hasta el momento de escribir anoche estas líneas no se tenía datos de que haya habido daños por este fenómeno climático.