Por estos días es alto el número de propietarios de inmuebles

Por estos días es alto el número de propietarios de inmuebles que ha recibido una notificación de Educación Primaria para ponerse al día con el Impuesto que beneficia a la Escuela Pública. Todo bien con esto, pero para pagar mediante convenio hay que pasar necesariamente por la Tesorería de Primaria.
Aquí en realidad comienza el drama. En primer lugar, una sola de las cuatro cajas está habilitada a estos efectos y tenía una cola de alrededor de 30 personas aguardando, las otras tres al menos ayer, estaban totalmente ociosas y la cajera por supuesto sin un solo cliente por largo rato.
Pero además para pagar mediante convenio, necesariamente hay que presentar y mostrar una planilla de Contribución Inmobiliaria, no basta con proporcionar el número. Lo que resulta bastante absurdo.
Personalmente requerimos ayer una explicación de esta exigencia. Se nos dio que alguien, alguna vez pagó un número equivocado. Ahora entendimos, porque una persona, una vez, pagó equivocada, establecimos una exigencia absurda para los otros 8 ó 10.000 propietarios que pagan este tributo. Si tenía alguna duda que estaba en el Uruguay, este “insuceso” me convenció. ¡Viva la burocracia!
Tocayas, una persona vinculada al Hospital Salto, a quien le consultamos por una persona conocida, de nombre “Gladys Acuña”, nos afirmó que existen tres personas con el mismo nombre y apellido. ¿Por cual de ellas me pregunta?, nos dijo.

Por estos días es alto el número de propietarios de inmuebles que ha recibido una notificación de Educación Primaria para ponerse al día con el Impuesto que beneficia a la Escuela Pública. Todo bien con esto, pero para pagar mediante convenio hay que pasar necesariamente por la Tesorería de Primaria.

Aquí en realidad comienza el drama. En primer lugar, una sola de las cuatro cajas está habilitada a estos efectos y tenía una cola de alrededor de 30 personas aguardando, las otras tres al menos ayer, estaban totalmente ociosas y la cajera por supuesto sin un solo cliente por largo rato.

Pero además para pagar mediante convenio, necesariamente hay que presentar y mostrar una planilla de Contribución Inmobiliaria, no basta con proporcionar el número. Lo que resulta bastante absurdo.

Personalmente requerimos ayer una explicación de esta exigencia. Se nos dio que alguien, alguna vez pagó un número equivocado. Ahora entendimos, porque una persona, una vez, pagó equivocada, establecimos una exigencia absurda para los otros 8 ó 10.000 propietarios que pagan este tributo. Si tenía alguna duda que estaba en el Uruguay, este “insuceso” me convenció. ¡Viva la burocracia!

Tocayas, una persona vinculada al Hospital Salto, a quien le consultamos por una persona conocida, de nombre “Gladys Acuña”, nos afirmó que existen tres personas con el mismo nombre y apellido. ¿Por cual de ellas me pregunta?, nos dijo.