Se quejan conductores sobre todo de motos…

Se quejan conductores sobre todo de motos, por las lomadas (técnicamente “resaltos”), construidos por la Intendencia en Larrañaga y Cervantes y Rincón y Cervantes. Se nos dice que el acceso no es en declive como en otras, y por lo tanto los vehículos dan un “cimbronazo” al subir y al bajar.
Aunque se asegura que hay vehículos que han sufrido desperfectos por este motivo, lo  innegable es que tras estas construcciones no se han producido accidentes en estos lugares donde frecuentemente los había.
En Concordia (Entre Ríos, Argentina), un aduanero de apellido Aguirre que conduciendo alcoholizado chocó y mató una adolescente -según publica Diariojunio – enfrenta un pedido de la  fiscalía de cinco años de prisión y diez años de inhabilitación para conducir.
Entre los agravantes que consideró la Fiscalía anota -según la mencionada publicación – el hecho de conducir alcoholizado y hacer  caso omiso a la señalización de tránsito.
En nuestro país la Ley de tránsito obliga a hacer espirometría o análisis de sangre a los conductores que participan en accidentes fatales o de gravedad. Sería interesante que el resultado de estos exámenes fueran dados a conocer públicamente, porque que sepamos nunca se los da a conocer.

Se quejan conductores sobre todo de motos, por las lomadas (técnicamente “resaltos”), construidos por la Intendencia en Larrañaga y Cervantes y Rincón y Cervantes. Se nos dice que el acceso no es en declive como en otras, y por lo tanto los vehículos dan un “cimbronazo” al subir y al bajar.

Aunque se asegura que hay vehículos que han sufrido desperfectos por este motivo, lo  innegable es que tras estas construcciones no se han producido accidentes en estos lugares donde frecuentemente los había.

En Concordia (Entre Ríos, Argentina), un aduanero de apellido Aguirre que conduciendo alcoholizado chocó y mató una adolescente -según publica Diariojunio – enfrenta un pedido de la  fiscalía de cinco años de prisión y diez años de inhabilitación para conducir.

Entre los agravantes que consideró la Fiscalía anota -según la mencionada publicación – el hecho de conducir alcoholizado y hacer  caso omiso a la señalización de tránsito.

En nuestro país la Ley de tránsito obliga a hacer espirometría o análisis de sangre a los conductores que participan en accidentes fatales o de gravedad. Sería interesante que el resultado de estos exámenes fueran dados a conocer públicamente, porque que sepamos nunca se los da a conocer.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...