Tener limpia la ciudad es posible…

Tener limpia la ciudad es posible. Sin embargo, la gente sigue arrojando papeles y residuos en la vía pública. En la tarde de este jueves, en el cruce de Asencio y Brasil, una señora mayor de edad iba en una camioneta con un muchacho más joven a su lado, y ella arrojó sin pudor alguno, un paquete de cigarrillos arrugado a la calle. Si se aplicaran multas otro gallo cantaría.

Se está viendo una charla frecuente de los maestros de escuela hacia los padres de los alumnos, acerca de que el 80 por ciento de los escolares padecen hipertensión arterial y que en tanto el 45 por ciento de los mismos, sufren sobrepeso por la mala alimentación que reciben, que no implica comer mucho, sino comer muy mal, ingerir alimentos contaminantes que terminan causando problemas de salud al mediano y largo plazo.

El hecho es que se ven muchos niños yendo a su centro escolar comiendo alfajores, frankfurters y todos los azúcares a los que puedan acceder sin control alguno. Eso que aparece como algo inofensivo termina aumentando los problemas de los más pequeños, lo que sumado al sedentarismo, genera inconvenientes de salud que pueden llegar a ser graves.

El tema pasa ahora porque los centros educativos se planteen una política de control a los alimentos que ingieren los más chicos, con el fin de generar cuestiones positivas que terminen ayudándolos en su estado de salud en un futuro inmediato.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...