Un calor “pegajoso”

Un calor “pegajoso”, así definían la condición climática que teníamos en la noche del sábado y madrugada del domingo, algunos de los tantos salteños que aguardaban sentados en la vereda que llegara “algún vientito por lo menos”.

 

Finalmente ayer a la mañana, próximo al mediodía el tiempo decidió descargar una bomba de agua, intensa, pero muy breve. Esta era la situación al menos hasta el mediodía, en que estábamos escribiendo estas líneas y el tiempo se mantenía amenazante, pero sin llover.

 

A todo esto, horas más tarde la lluvia alcanzó registros importantes, pero una lectora nos hacía ver la particularidad de que la lluvia se daba por zonas bien determinadas y de una curiosa forma.

 

Afirmó que junto a otra lectora, observaron cómo en una vereda orientada de Este a oeste, en la acera Norte llovía copiosamente en tanto en la acera Sur apenas si caían algunas gotas…

 

En materia de condiciones climáticas y las condiciones del verano, los lectores que llaman a EL PUEBLO coinciden, es un año particularmente virulento en cuanto a la cantidad de mosquitos. Hay “nubes” de estos insectos.

 

La particularidad de un verano que ha tenido varios días de lluvia, favoreciendo el estado de la vegetación, debe haber incidido para la reprodución de los mosquitos.