Un rápido pasaje ayer por el Banco de la República…

Un rápido pasaje ayer por el Banco de la República, sucursal central de nuestra ciudad, sirvió para retrotraernos a la década del 70 cuando el furor de “Mafalda”, del genial Joaquí Lavado, Quino.

Uno de los chistes que más nos hizo reír, ya fuera por el acierto de la escena que planteaba, como por la forma en que graficaba el tema, de la burocracia, que reinaba diríamos en ambos países del Plata.

Eran dos dibujos similares, en uno había una larga fila de clientes frente al mostrador y un sólo empleado atendiéndolos. En la restante se veía una larga fila de funcionarios para atender al único cliente.

Ninguna forma mejor para graficar la “burocracia”, es decir la pésima utilización de los recursos del Estado para atender las necesidades del servicio. Ayer a la tarde en el BROU local se asistía exactamente a la misma imagen.

Frente a los escritorios -ahora la atención es “personalizada” – y no menos 40 o 50 personas cada una con un número en la mano esperaba para ser atendida. De los seis escritorios de los funcionarios, en el mejor de los casos había dos funcionando.

Los demás estaban vacíos y de cuando en cuando los dos funcionarios se levantaban y por varios minutos no había nadie para atender… ¿A esto le llaman “reestructura”?







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...