Una curiosidad…

Una curiosidad. Dicen que los libreros de Bagdad (Irak), acostumbraban a dejar los libros afuera de sus negocios. El concepto era que quienes leen libros no roban y los ladrones no leen… Sabiduría pura la de ellos.

Desde el primero de enero del año próximo los repartidores de alimentos y de las farmacias que se trasladen en motos, deberán tener una habilitación especial para ejercer la función.

A estos efectos se están anunciando cursillos gratuitos en INEFOP que les instruirán para desempeñarse y cumplir debidamente su función, sin los riesgos que hoy suponen en el tránsito.

La señora decidió cambiar la ubicación del ADSL en su domicilio, trasladándolo no más de dos metros, pero dándole una nueva ubicación que entendía era más adecuada para la función que cumple.

En ANTEL le informaron qué debía hacer y obviamente el costo que tenía la operación que intentaba hacer: le costaría 3 mil pesos (sí tres mil pesos). Pero no sólo eso, además le informaron que la demora promedio era de un mes. Obviamente que decidió dejar el aparatito en el mismo lugar.

La reflexión que nos merece es, ¿por qué tanto costo? Y sobre todo tanta demora. ¿Es ANTEL la que luego gasta miles de dólares en patrocinar mega espectáculos y shows internacionales? ¿Se hace a costilla de los usuarios?