Una manía de nuestros tiempos

Una manía de nuestros tiempos: cuando la persona sale a la calle sin celular, siente que algo le falta. Investigadores españoles de USP Hospitales, han señalado en un estudio que el 53% de los usuarios, que salen a la calle sin teléfonos móviles, sufren “ansiedad, inestabilidad, agresividad y dificultad para concentrarse”.

 

El estudio, que abarcó a 2.163 personas, revela que el principal motivo de apego al celular es estar en contacto con amigos y familiares. Además, el 50% confiesa que nunca apagan su teléfono y solo un 10% lo mantiene encendido por razones laborales.

 

El uso impacta más en los varones que en las mujeres. El 58% de los hombres experimenta ansiedad cuando se les está por agotar la batería del celular; contra un 48% del sector femenino.

 

Los jóvenes son las personas más afectadas por la manía. Según señaló el psicólogo Ildefonso Muñoz de USP Hospitales, «los jóvenes son el colectivo más vulnerable, ya que su actual patrón de sociabilidad y relación con los iguales ha cambiado desde hace una década atrás».

 

Las formas más frecuentes de interacción con el celular son los mensajes de texto y el chat, por lo tanto, sin computadora y sin teléfonos móviles «su apagón comunicativo es casi total».

También se detectó que cuánto más prestaciones tenga el dispositivo, más aumenta el fanatismo. Por este motivo, quienes poseen smartphones son las personas más vulnerables.

También te puede interesar...